Tipo de cambio:

Compra: 3.590

Venta: 3.592


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 27

de setiembre de 2020

Cuidado con la gastritis

Males en tiempos de covid-19. Las nuevas rutinas de vida pueden desencadenar cuadros de esta enfermedad.

6/9/2020


La incertidumbre que vivimos por la crisis sanitaria, unida a la nueva rutina de la educación virtual, el teletrabajo en algunos casos y el poco desplazamiento fuera de casa para evitar el contagio del covid-19 pueden desencadenar cuadros agudos de gastritis que causan fuertes malestares, como dolor o ardor de la parte superior del abdomen, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, entre otros síntomas.

“Para evitar la inflamación del revestimiento del estómago es necesario que nos mantengamos tranquilos, sin excesos ni estrés, a fin de evitar mayor secreción de ácido clorhídrico, que puede generar mayor irritación gástrica. También es importante descartar con un análisis clínico la presencia de la bacteria Helicobacter pilory”, comentó Claudia Lina Quin Martínez, nutricionista del Instituto Daniel Alcides Carrión.

Un método de prevención es la higiene y lavado de manos, consumir los alimentos en lugares conocidos y beber agua hervida.

Cuidados

Si ya sufrimos de gastritis, debemos retirar de la dieta diaria aquellos alimentos que causen irritación de la mucosa gástrica, así como alimentos que exacerben la salida del ácido clorhídrico. Por ejemplo: condimentos como la pimienta, ají y kion; café, té, frituras, entre otros. La alimentación debe ser en cantidades pequeñas para evitar un mayor trabajo del estómago.

Entre los alimentos que debemos incluir en nuestra alimentación está el aloe vera; primero se debe eliminar el yodo que contiene remojándolo por 24 horas y cambiando el agua tres veces como mínimo. La goma de la linaza también es un aliado gástrico y las frutas sin cáscara, como la papaya, dan sensación de alivio.

Para el desayuno, la nutricionista recomienda tostadas (no integrales) con pollo sancochado y un vaso de jugo de papaya con aloe vera. Además, pan pita blanco con huevo sancochado y avena colada con durazno. Para el almuerzo sugiere pescado al vapor con ensalada de betarraga, alverjas con zanahorias cocidas y papa sancochada. Otra opción es el pollo al pimiento con arroz y ensalada de alcachofas con berenjenas. Es fundamental consumir agua después del almuerzo y no antes.

La nutricionista recuerda que los niños también pueden sufrir de gastritis, pues consumen alimentos a deshoras y por el exceso de snacks envasados que ocasionan irritación gástrica.