Tipo de cambio:

Compra: 3.344

Venta: 3.347


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 23

de mayo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

DE CAZUELA

Cuidando a los conejos de nuestra reina

La corte de la reina Ana (Olivia Colman) se maneja a través de intrigas sórdidas conducidas por seres infantiles.

4/3/2019


Ernesto Carlín

ecarlin@editoraperu.com.pe

La favorita es un agrio retrato del poder. La corte de la reina Ana (Olivia Colman) se maneja a través de intrigas sórdidas conducidas por seres infantiles. El título de la película hace referencia a la lucha de dos primas, Abigail Masham (Emma Stone) y Sarah Churchill (Rachel Weisz), por convertirse en la principal consejera y amante de la soberana.


La principal preocupación del Estado en ese momento es la guerra que tienen contra Francia, pero los que toman las decisiones están más preocupados por organizar carreras de patos y por el boato de la corte. Los grandes temas como los muertos, la falta de ingresos, el descontento popular, es opacado por líos de alcoba y celos varios.

El director opta por el uso en varias escenas del lente angular, lo que da una imagen deforme del palacio donde casi toda la acción transcurre.

El triángulo amoroso entre la reina y sus consejeras está muy bien interpretado. En especial, los bruscos cambios de humor de la monarca, que puede comportarse como una niña caprichosa, pasar a una mujer dolida y dubitativa y luego ser una déspota en toda la extensión de la palabra.

Un detalle curioso de la trama es el mimo con el que la protagonista cuida a sus conejos, uno por cada uno de sus 17 hijos muertos al nacer. Tal vez un signo de desorden sicológico que, quien sea perspicaz, puede usar para manipularla. Pero esas mascotas, conocidas por su fertilidad, son una ironía a la decadencia de una dinastía. Imperdible: un lujoso zapato de mujer sobre un conejo.