Tipo de cambio:

Compra: 3.586

Venta: 3.590


Año de la Universalización de la Salud
MIÉRCOLES 21

de octubre de 2020

Cuidemos a los adultos mayores

En el Perú, 23,000 personas que superan los 65 años fallecieron a causa del covid-19, cifra que equivale al 70% del total. Es decir, de cada 10 personas infectadas, 7 pertenecen al grupo de los adultos mayores.

9/10/2020


Junto con los niños, las personas mayores de 65 años son las que presentan mayor vulnerabilidad frente al nuevo coronavirus y, por lo tanto, forman parte del grupo etario que debe ser objeto de las más estrictas medidas de prevención con el propósito de evitar que sus integrantes contraigan la infección.

Las cifras confirman el riesgo evidente que corre este sector de nuestra población. De acuerdo con la información dada a conocer hasta el miércoles pasado por el Gobierno, en el Perú, 23,000 personas que superan los 65 años fallecieron a causa del covid-19, cifra que equivale al 70% del total. Es decir, de cada 10 personas infectadas, 7 pertenecen al grupo de los adultos mayores.

El Ministerio de Salud informó asimismo que la vulnerabilidad de la población mayor de 60 años frente al covid-19 es ocho veces superior a la de cualquier individuo de un rango menor de edad.

El riesgo se agrava al considerar que estas personas, por su avanzada edad, usualmente suelen presentar enfermedades crónicas, como la diabetes, hipertensión, hiperglucemia, que incrementan su fragilidad en caso de una infección tan virulenta y letal como la del covid-19.

Consciente de la amenaza, el Gobierno emitió disposiciones para preservar la vida y la salud de este sector de nuestra población, que incluían la prohibición de abandonar las viviendas, pero en la víspera se emitió un decreto mediante el cual el Ministerio de Salud recomienda extremar las medidas de bioseguridad a fin de evitar que el agente patógeno cobre más víctimas entre nuestros adultos mayores. En esa nueva normativa se precisa que si bien pueden salir de sus domicilios, deben hacerlo con un estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios pertinentes.

Tomando en cuenta que la pandemia presenta signos de retroceso desde hace varias semanas en el Perú y que la tasa de contagios ha dejado de crecer, hace bien el Ejecutivo en precisar que los adultos mayores pueden salir eventualmente de sus viviendas con las medidas de seguridad pertinentes y de preferencia con el acompañamiento de alguien encargado de su cuidado. Hay que considerar que una cuarentena estricta puede acarrear también consecuencias negativas en la salud mental, especialmente en este grupo de personas, y ya se han reportado casos de depresión y cuadros agudos de ansiedad a raíz del confinamiento. Por ello es necesario buscar un equilibrio entre las medidas para prevenir los contagios y las acciones que contribuyan a distender los ambientes complicados que se pueden haber generado en algunos hogares como consecuencia de las medidas de aislamiento, pero siempre considerando que la prioridad máxima es preservar la salud y la vida de toda la población, especialmente de los más vulnerables.

Dado que el covid-19 aún representa una amenaza, urge no retroceder en los cuidados y las medidas de seguridad para frenarlo.