Tipo de cambio:

Compra: 3.265

Venta: 3.272


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MIÉRCOLES 18

de julio de 2018

DE ARENA, VIENTO Y ‘FIERROS’

Dakar: La magia se llama Perú

Tras cinco años, el rally más duro del mundo recorre nuestro territorio. Para los conocedores, la etapa peruana significa el regreso del ‘espíritu Dakar’: el de la aventura, la duna, la complejidad de terrenos y un público generoso.

Fue el 9 de enero del 2013 cuando los competidores del Rally Dakar abandonaban el Perú y cruzaban la frontera con Chile, para continuar con la carrera, luego de superar cinco etapas difíciles, muchas dunas y llevarse el calor humano de los peruanos.

9/1/2018


Juan Carlos Cruzado

jcruzado@editoraperu.com.pe

Pasó un largo quinquenio para que nuestro país se coloque nuevamente en los ojos del mundo y de los seguidores de la más dura prueba dentro del calendario del cross country o rally en condiciones extremas.

Edición especial

Además, el Perú regresó para un Dakar muy especial, el cuadragésimo aniversario desde su primera edición uniendo Europa y África, así como la décima en realizarse en territorio sudamericano.

La confirmación de nuestro país como sede de esta competencia trajo muchos comentarios a favor. Varios conocedores atinaron a indicar que, con el regreso al Perú, el espíritu Dakar, el de la aventura, la duna, la complejidad de terrenos y un público generoso volvía a ser una competencia de alta calidad y vistosa.

Etienne Lavigne, director de la Amaury Sport Organisation (ASO), organizadora del Rally Dakar, consideró que con el retorno al Perú regresa el verdadero espíritu Dakar a la prueba, teniendo en cuenta su similitud con los territorios del África, donde nació la prueba.

Desde el inicio de la competencia –el sábado 6–, varios han sido los pilotos que expresaron su alegría por la inclusión del Perú en la competencia de este año.

Cinco difíciles etapas

Las primeras cinco etapas del Dakar en el Perú sirven de filtro para la competencia. Solo en la primera de ellas, una especial de solo 31 kilómetros, dos pilotos de motos ya dejaron la carrera.

Esto claro, tanto para los corredores extranjeros como para los nacionales, que del Perú no saldrán todos los vehículos que iniciaron la competencia en Lima.

De acuerdo con las estadísticas de la organización, solo el 40% de los competidores termina el rally; y de los participantes nuevos, el 10% logra arribar a la meta.

Público internacional

Como en las dos ediciones anteriores desarrolladas en nuestro país, el público es el protagonista.

Los organizadores recuerdan el podio de llegada montado en la Plaza de Armas en el 2012. Desde aquella edición, los espectadores en nuestras tierras no solo son nacionales, sino también visitantes de otros países y continentes.

El Rally Dakar es considerado una de las pruebas que tiene una gran audiencia a escala internacional, comparable con una Copa del Mundo de Fútbol o las Olimpiadas.

Esta competencia fue creada por el francés Thierry Sabine. La edición original fue en 1978, y unió París (Francia) con Dakar, la capital de Senegal.

El rally unió Europa y África por 31 años. Ante la falta de seguridad por la situación política de varios países africanos, la prueba arribó a Sudamérica en el 2009, donde se ha mantenido hasta la fecha.

Presencia de la bicolor

Los peruanos con más participaciones desde su llegada al continente son: Carlo Vellutino, quien cumple su noveno Rally Dakar, así como Fernando Ferrand del Busto y Fernando Ferrand Malatesta, padre e hijo, quienes corren su octavo Dakar.

Son tres los pilotos nacionales que han ganado un Rally Dakar: el primero fue Ignacio Flores y Alexis Hernández en cuatrimotos, y Aníbal Aliaga en la categoría SxS (UTV).

Uribe lidera categoría SxS

El piloto nacional Juan Carlos Uribe se consolidó ayer como líder de la categoría SxS (UTV). En la tercera etapa, que unió Pisco con San Juan de Marcona, hizo un tiempo de 3 horas 40 minutos y 17 segundos, superando a los franceses Patrice Garrouste y Claude Fournier. El peruano Aníbal Aliaga se ubicó en el quinto lugar.

De esta manera, Uribe se consolida en el primer lugar, con un tiempo total de 9 horas 48 minutos y 21 segundos.

340

vehículos asisten médica y mecánicamente a los competidores.