Tipo de cambio:

Compra: 3.357

Venta: 3.361


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 22

de setiembre de 2019

CLAVES

Debemos seguir jugando todos

21/8/2019


Percy Buendía Quijandría

pbuendia@editoraperu.com.pe

Terminados los Juegos Panamericanos Lima 2019, en los que el Perú obtuvo una cosecha de medallas sin igual, 39 en total, ahora más que nunca debemos seguir jugando todos, pues tenemos un reto mucho mayor por delante: hacer que la infraestructura de categoría mundial que queda como legado forme parte de un real despegue del deporte nacional.

Y en esta tarea la participación de las tres instancias de gobierno –central, regional y municipal– es fundamental para este cometido, cada una en sus competencias, pero con la mirada principal puesta en el desarrollo del deportista que, en su desempeño, cuenta con el apoyo incondicional que siempre le brinda la familia, el principal soporte emocional del atleta en los buenos y los malos resultados.

En este contexto, surgen algunas interrogantes: ¿es suficiente que solo se lleve una o dos horas de educación física a la semana en los colegios? ¿Se entenderá que desarrollar las capacidades psicomotrices de los niños es una base fundamental para la práctica de los deportes? ¿No sería una buena decisión que los entrenadores y medallistas panamericanos recorran los colegios para promover sus deportes y, de pasada, descubrir nuevos talentos?

Además, ¿las academias de natación, karate, judo, taekwondo, surf y otros deportes se están preparando para recibir y atender adecuadamente a esa oleada de niños que en las vacaciones escolares llegarán a sus sedes para imitar a sus nuevos héroes deportivos que han visto a través de la televisión o desde las tribunas?

Los especialistas podrán responder con base científica esas preguntas, pero lo que decimos en estas líneas es que debemos aprovechar la fiebre de estos Juegos Panamericanos para fomentar la práctica de las diversas disciplinas, muchas de ellas desconocidas para la mayoría de la población nacional.

El ambiente es el propicio, más cuando se lee en las redes sociales que las mamás y papás cuentan que sus pequeños quieren correr como Gladys Tejeda o Christian Pacheco, o lanzar golpes como Alexandra Grande. No todo es fútbol en este país. Esto deben entenderlo los medios de comunicación que, salvo honrosas excepciones, dedican la mayoría de sus espacios al balompié.

Vienen los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, corolario de un ciclo de cuatro años de intensas competencias de nuestros deportistas. Sin embargo, desde ya debemos proponernos superar el récord de preseas obtenidas en Lima 2019: 11 de oro, 7 de plata y 21 de bronce. En los Panamericanos Santiago 2023 tendremos que mostrar ya un aprovechamiento de la infraestructura que ha quedado en la capital de la República.

No hay que dejar pasar esta oportunidad. El brillo del oro de las medallas de los Juegos Panamericanos Lima 2019 se refleja en la niñez y la juventud peruanas. Y lo que es mejor, los está seduciendo.