Tipo de cambio:

Compra: 3.320

Venta: 3.325


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 26

de enero de 2020

PROYECTOS DEL FONCODES

Desafíos del PerúRURAL

En el 2019, los proyectos productivos Haku Wiñay/Noa Jayatai y los de infraestructura social Mi Abrigo y Agua Más contribuyeron a la estrategia de generación de oportunidades sostenibles y la lucha contra la pobreza.

4/1/2020


En el año que terminó, el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) fue una de las instituciones que se enfocaron en desarrollar las capacidades productivas de las familias rurales en situación de pobreza y pobreza extrema. Promovió, además, emprendimientos rurales para el incremento y diversificación de sus ingresos autónomos.

Por medio del proyecto Agua Más, mejoró el acceso al agua segura de la población rural. Mientras que con el proyecto Mi Abrigo protegió la salud y la vida de los hogares en alto riesgo y riesgo muy alto ante las heladas y el friaje, aportando, además, a la continuidad de sus actividades económicas en la sierra sur y sierra central.

El director ejecutivo del Foncodes, Hugo Vila, recuerda que el objetivo de los proyectos que financia este programa social del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) es “mejorar la calidad de vida con el desarrollo de capacidades y la construcción de una plataforma de oportunidades para una salida permanente de la pobreza”.



Contra la pobreza

Por ello, Foncodes articula sus intervenciones con los demás programas sociales del Midis, como Juntos, Pensión 65 y Contigo. Se complementa con una “estrategia de desarrollo territorial” en la que participan los gobiernos locales, organizaciones de la sociedad civil y otros actores.

Con Haku Wiñay, Foncodes promueve el desarrollo de capacidades productivas y emprendimientos rurales para la lograr la inclusión económica de los hogares de estas zonas de la Sierra y la Selva. El año pasado se incorporaron 38,170 nuevas familias para trabajar en proyectos productivos con su presupuesto de 217.8 millones de soles.

Desde el 2012 a la fecha, suman 245,518 las familias que trabajan con Haku Wiñay /Noa Jayatai. La inversión acumulada es de 1,130.1 millones de soles en 1,903 proyectos productivos ubicados en 480 distritos.

Abrigar la esperanza



Mi Abrigo, por su parte, acondiciona viviendas familiares de adobe y techo de calamina con tecnologías del “muro trombe” y de aislamiento térmico que permiten aprovechar la energía solar y mitigar el impacto de las heladas y el friaje, protegiendo preferentemente a niños y ancianos.

El año pasado se acondicionaron y entregaron 3,953 viviendas térmicas solares de este tipo, con una inversión de 66.5 millones de soles. Se ubicaron en las regiones Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín, Lima, Moquegua, Pasco, Puno y Tacna.

Agua Más

Con el proyecto Agua Más, las familias de las zonas rurales del país acceden a agua clorada, apta para el consumo humano, contribuyendo a su salud, especialmente de los niños y adultos mayores.

Con este fin se rehabilitaron 256 sistemas de agua clorada con una inversión de 46.4 millones de soles, asegurando su operación y mantenimiento con capacitación y asistencia técnica a las juntas administradoras de agua y saneamiento (JASS) y a las áreas técnicas municipales (supervisoras del servicio).

Así, 73,692 pobladores de 64 distritos de Amazonas, Áncash, Apurímac, Ayacucho, Arequipa, Cajamarca, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín, La Libertad, Lambayeque, Loreto, Pasco, Puno, Piura, San Martín y Tacna tienen agua saludable en sus hogares y dejaron de consumir agua sin tratamiento de ríos, lagunas o acequias o pozos sin asepsia.

Reconocimientos

Foncodes resultó ganador del Premio Buenas Prácticas en Gestión Pública 2019 otorgado por Ciudadanos al Día (CAD) por créditos a la microempresa, mediante el acceso a fondos del Banco de la Nación, y quedaron como finalistas las cocinas mejoradas que permiten ahorrar leña y evitar el humo que afecta a la salud de las familias de zonas rurales.

En forma consecutiva, durante el 2014, 2015 y 2017, Haku Wiñay obtuvo el Premio Buenas Prácticas en Gestión Pública en la categoría “inclusión económica” e “incidencia Pública”.



El año pasado, el Foncodes también ha certificado a 204 yachachiq (líderes rurales) como expertos en tecnologías productivas familiares bajo los protocolos del Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace), fortaleciendo la capacitación y asistencia técnica a las familias usuarias del proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai.

Asimismo, las mejores experiencias exitosas de ese proyecto, que promueve el desarrollo de capacidades productivas y emprendimientos rurales entre las familias de la Sierra y la Selva, fueron premiadas, tras conocerse los resultados del Tercer Concurso Nacional, que busca estimular la creatividad y las innovaciones sociales de los hogares usuarios del proyecto en sus esfuerzos por lograr la inclusión económica y una salida permanente de la pobreza.

Compras A MYPErú

Para el período 2019-2020, con Compras a MYPErú, Foncodes atenderá los requerimientos del Ministerio del Interior con un presupuesto de 131 millones 415.9 millones destinados a la adquisición de uniformes para oficiales de la Policía Nacional, de Lima y Callao: 534,825 prendas complementarias (polos, chompas y calcetines), 297,125 uniformes de oficina (camisas, blusas, pantalones, casacas, cristinas y gorros), 237,700 bienes (118,850 calzados y 118,850 correas) y 237,700 prendas (uniformes de faena, casacas verdes reflectantes, chalecos y gorros). 

Además de los rubros de metal-mecánica, madera y textil para implementar establecimientos de salud del Minsa en Lima Metropolitana y Callao, con un presupuesto de 21 millones de soles. Esta intervención tendrá un impacto significativo en las familias emprendedoras.