Tipo de cambio:

Compra: 3.380

Venta: 3.386


Año del diálogo y la reconciliación nacional
VIERNES 16

de noviembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

ANIVERSARIO

Día de la República de Azerbaiyán

LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE Azerbaiyán (RDA) fue fundada por el Consejo Nacional de Azerbaiyán en Tiflis el 28 de mayo de 1918, después del colapso del Imperio Ruso. Sus fronteras establecidas estaban con Rusia al norte, Irán al sur, la República Democrática de Georgia al noroeste y al oeste la Primera República de Armenia.

28/5/2016


Mehdi Mammadov Encargado de Negocios a. i. Embajada de la República de Azerbaiyán



Con la RDA se desarrolló un sistema de gobierno donde el Parlamento fue elegido sobre la base del sufragio universal, libre, y la representación proporcional fue el órgano supremo del poder del Estado; el Consejo de Ministros fue responsable antes del Parlamento.



Entre los logros importantes del Parlamento de la RDA figura la extensión del sufragio a las mujeres, por lo que Azerbaiyán fue la primera nación musulmana en otorgar a las mujeres los mismos derechos políticos que los hombres. Asimismo, el establecimiento de la Universidad Estatal de Bakú.



El pueblo de Azerbaiyán es legítimamente orgulloso de ser la primera república democrática creada en el mundo musulmán, establecida por los representantes progresistas. Después de eso, el sistema republicano fue creado en otros países musulmanes. La primera experiencia se hizo posible gracias al talento, trabajo y previsión del pueblo azerbaiyano. Por desgracia, la república fue de corta duración, y el país vivió como un país independiente solo dos años.



En 1920, la república cayó y así se puso fin a su desarrollo. Por nuestros recursos naturales, ubicación geográfica, talento de nuestra gente y las actividades de las personas progresistas hoy estaríamos muy por delante.



Durante los siguientes 71 años formamos parte de la Unión Soviética. Por supuesto que en aquellos años nuestro pueblo también se desarrolló, y la página más brillante de la época soviética fue asociada con las actividades del líder nacional Heydar Aliyev.



Después de la década de 1970, Azerbaiyán se embarca en un período de rápido desarrollo. En esos años se creó nuestra capacidad industrial, la industria petrolera se desarrolló, y el auge de la agricultura y proyectos de infraestructura facilitaron el progreso.



Tras el colapso de la Unión Soviética en 1991, Azerbaiyán, junto con otras repúblicas soviéticas, se independizó. Fueron años muy difíciles y peligrosos porque esta situación dio lugar a una crisis militar y la guerra civil comenzó. En otras palabras, dos años después, nuestra independencia estaba de nuevo prácticamente en entredicho.



Por lo tanto, 1993 fue, en realidad, el primer año de la verdadera independencia. Gracias al coraje, experiencia, perspectiva y pensamiento del pueblo, Azerbaiyán logró salir de esa difícil situación y emprender un camino de desarrollo sostenible.



Las instituciones democráticas se establecieron y fortalecieron, la Constitución fue adoptada en 1995, un sistema político fue implementado, un período de integración en la comunidad mundial comenzó, y Azerbaiyán comenzó a ser reconocido en el mundo. La guerra contra nosotros no se limitó solo a la agresión de Armenia porque nuestro país también fue sometido a la guerra de información: vivíamos en un bloqueo de la información permanente.



La reforma económica se llevó a cabo paralelamente a la transformación política porque en esos años se creó nuestra ideología nacional, al punto que el período 1993-2003 será recordado como la década de la estabilidad y el desarrollo. Hoy construimos nuestro trabajo y desarrollamos Azerbaiyán en el marco de la política definida en esos años. Las reformas en curso y su consolidación como país reafirman la posición de Azerbaiyán en el mundo como una nación muy fuerte y con peso preponderante regional.



Azerbaiyán va por el camino de la libertad, el desarrollo y la independencia. En los años de independencia, hemos demostrado que podemos vivir como un país independiente, con meta fijas de desarrollo y progreso, y también seguiremos protegiendo nuestro valor más importante: nuestra independencia.



La República de Azerbaiyán va por el camino de la libertad, el desarrollo y la independencia.