Tipo de cambio:

Compra: 3.556

Venta: 3.561


Año de la Universalización de la Salud
MIÉRCOLES 12

de agosto de 2020

Diálogo por el Perú

“No es descabellado, entonces, pensar en el establecimiento de un acuerdo o pacto político con relación a las medidas más urgentes que el país requiere para recuperarse de este mal momento”.

20/7/2020


El presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, ha iniciado una ronda de diálogo con los miembros de las bancadas, con el propósito de buscar un entendimiento político que permita tanto al Poder Ejecutivo como al Congreso de la República trabajar en un solo sentido: el de lograr que el Perú supere la emergencia sanitaria generada por la pandemia del nuevo coronavirus y retome la senda del crecimiento económico y del progreso en beneficio de todos.

Consciente de que en el momento actual la patria requiere la participación de todos los sectores respecto a los mencionados objetivos, el Jefe del Gabinete Ministerial ha manifestado que en este proceso de acercamiento serán convocados todos los grupos políticos, incluso aquellos adversos a la gestión del presidente Martín Vizcarra. Con ello se busca no solo asegurar el voto de confianza que el Gabinete deberá solicitar al Congreso con relación a la política general del Gobierno, como manda la Constitución, sino también lograr el máximo consenso posible sobre las principales medidas que se plantearán hasta julio del próximo año, cuando se lleve a cabo la transferencia del poder.

El diálogo entre las fuerzas políticas, aun cuando sean opuestas, es una característica de toda democracia y constituye una herramienta útil para conseguir acuerdos mínimos sobre temas coincidentes. En la apremiante coyuntura actual, marcada por la emergencia sanitaria, es propicio que Pedro Cateriano haya emprendido estas conversaciones con las bancadas y se esperan resultados concretos que alivien los problemas de los millones de peruanos que padecen los estragos causados por el covid-19. Alcanzar esa meta diferenciará este esfuerzo de concertación de procesos similares realizados en el pasado cuyos resultados no fueron los esperados por todos.

Es primordial recalcar que el Ejecutivo tiene entre sus responsabilidades frenar la expansión del nuevo coronavirus y reactivar la economía nacional, pero también es una prioridad fortalecer el sistema de salud y de la educación pública, culminar la reforma política y organizar el próximo año de elecciones generales libres y absolutamente transparentes.

Para concretar con éxito estos importantes procesos, se precisa del trabajo coordinado entre el Ejecutivo y el Parlamento, cuyos representantes tienen la responsabilidad de postergar las naturales diferencias políticas que existen y abrirle la puerta a un entendimiento que permita plasmar estas reformas y atender las principales demandas de la población. No es descabellado, entonces, pensar en la posibilidad de llegar a un acuerdo o pacto político con relación a las medidas más urgentes que el país requiere con el objetivo de recuperarse de este mal momento lo antes posible y en las mejores condiciones.

Las actuales reuniones entre el jefe del Gabinete Ministerial y los grupos parlamentarios pueden ser el escenario favorable para alcanzar esa necesaria coincidencia.