Tipo de cambio:

Compra: 3.545

Venta: 3.548


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 7

de agosto de 2020

ES UN TEMA PRIORITARIO PARA EL GOBIERNO

Dinamizarán el impulso a la creación de más puestos de trabajo

La reactivación de la economía por fases posibilita que el mercado laboral no sea afectado de forma significativa. Adicionalmente, el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo fijó diversas acciones para promover las actividades.

31/7/2020


Sonia Domínguez Domínguez

sdominguez@editoraperu.com.pe

Sin lugar a dudas, la pandemia del coronavirus golpeó drásticamente el mercado laboral y generó la pérdida de una importante cantidad de puestos de trabajo, tal como se evidencia en todos los países. 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), entre abril y junio de este año, la población ocupada de Lima Metropolitana disminuyó 55.1% (2 millones 699,100 personas) en comparación con lo registrado en similar período del 2019.

Para afrontar esta dura situación, el titular del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), Martín Ruggiero, dio a conocer algunas medidas para impulsar la generación de empleo en esta nueva etapa de reactivación económica.

“Hablar de reactivación económica sin mencionar la creación de empleo no resulta coherente”, subrayó en una de sus primeras declaraciones.

Acciones

Para promover la creación de empleo, una de las medidas consisten en impulsar el programa Trabaja Perú con puestos temporales. Se ampliaría su ámbito de aplicación para crear muchos puestos de trabajo temporales.

Esa tarea se llevará a cabo en coordinación con los gobiernos regionales. Luego figura la extensión de la vigencia del trabajo remoto. Se trata de una acción concreta para implementar en el corto plazo. Tiene vigencia hasta el 7 de setiembre, como la emergencia sanitaria.

Una tercera medida consiste en dotar de los recursos necesarios tanto a la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) como al MTPE y las direcciones regionales de trabajo, para agilizar la resolución del procesamiento de las solicitudes de suspensión perfecta.

La cuarta acción, explicó, será la ejecución en el corto plazo de la extensión de la reprogramación o fraccionamiento de las deudas sociolaborales, que está regulada en el artículo 12 del Decreto Legislativo 1499.



“El objetivo es que este fraccionamiento se extienda a empresas de todo tipo, no solo a micro y pequeñas empresas”, adelantó.

Por su parte, el laboralista Ricardo Herrera destacó que uno de los principales aciertos del MTPE en las primeras semanas de la emergencia sanitaria fue posibilitar que se viabilice la suspensión perfecta de labores.

“Ello permitió que muchas empresas que estaban sin la liquidez suficiente para cumplir con sus obligaciones laborales puedan acudir a esta alternativa legal, con miras a conservar los puestos de trabajo y superar el momento crítico”, declaró al Diario Oficial El Peruano.

Detalló que hay aproximadamente 30,000 empresas que solicitaron la suspensión perfecta de labores porque les era necesario.

“Ahora hay empresas, que teniendo la posibilidad de prorrogar la suspensión perfecta de labores hasta el 7 de octubre, decidieron levantar esa suspensión debido al proceso de reactivación de la economía, pues estamos en la fase tres y reanudaron sus actividades”, comentó.

Aciertos

Otro acierto del MTPE, para mitigar el impacto de la pandemia en el mercado laboral, fue la posibilidad de que las empresas puedan quedarse con el depósito de la compensación por tiempo de servicios (CTS) de mayo, la época más dura de la cuarentena.

En el caso de los que ganan más de 2,400 soles al mes, el depósito de su CTS se podía postergar a noviembre. “El trabajador no será perjudicado porque se le pagarán los intereses generados en ese período”.

Herrera consideró que otra medida atinada fue disponer que los trabajadores en suspensión perfecta de labores, cuyo empleador cuente con hasta 100 trabajadores y perciban una remuneración bruta de hasta 2,400 soles, reciban una prestación económica de protección social de emergencia, por un monto de 760 soles hasta por un período máximo de tres meses.

Retiro de fondos

Otro acierto de la política laboral en plena cuarentena por el coronavirus fue que se dispusiera que los trabajadores retiraran parte de sus fondos administrados por una AFP y de su CTS.

“Eso le permitió al trabajador paliar la ausencia de remuneración debido a la emergencia sanitaria”, dijo Herrera.

Con relación a los bonos que se dispusieron para las personas que perdieron su empleo o fueron afectadas por la suspensión perfecta de labores, entre otros, considera que fue una buena decisión, aunque surgieron problemas de distribución para los colaboradores independientes, que son las tres cuartas partes de los trabajadores del país. Por otro lado, Herrera espera que las resoluciones de las solicitudes de suspensión perfecta de labores se aceleren.