Tipo de cambio:

Compra: 3.371

Venta: 3.376


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 14

de noviembre de 2019

PRESIDENTE EJECUTÓ HISTÓRICA MEDIDA

Disolución del Congreso respeta la Constitución

Ejecutivo convoca a elecciones legislativas el 26 de enero del 2020.

1/10/2019


Luego de que el Congreso no admitiera la cuestión de confianza presentada por el Ejecutivo, el presidente Martín Vizcarra decidió disolver de manera constitucional el Congreso de la República y  anunció la convocatoria a nuevas elecciones parlamentarias. 

Durante un Mensaje a la Nación, el Mandatario precisó que esta decisión es un acto constitucional previsto en el artículo 134 de la Constitución Política.“Ante la denegación fáctica de la confianza, y en respeto irrestricto de la Constitución Política del Perú, he decidido disolver constitucionalmente el Congreso y llamar a elecciones de congresistas de la República”, manifestó.

Vizcarra señaló que “sea finalmente el pueblo quien defina a quien le da la razón: Si a la mayoría parlamentaria que hoy [ayer] disuelvo y se ha opuesto al Ejecutivo, o si le da la razón al Ejecutivo eligiendo una nueva mayoría”.

Solución democrática

El Jefe del Estado tomó esta decisión luego de que el Parlamento eligiera a Gonzalo Ortiz de Zevallos Olaechea como nuevo miembro del Tribunal Constitucional (TC), sin dar prioridad a la cuestión de confianza presentada por el presidente del Consejo de Ministros, Salvador de Solar, con la que se buscaba generar un mecanismo más transparente y participativo en la elección de los miembros del TC para evitar las repartijas y la utilización personal de las instituciones.

“Hemos presentado la tercera cuestión de confianza, y lo que ha acontecido en el Congreso subraya la desvergüenza en la que ha caído la mayoría parlamentaria, absolutamente divorciada de la voluntad de los peruanos y trabajando de manera denodada para proteger y blindar a los suyos… Desde el Congreso se intentó impedir al jefe del Gabinete ingresar al hemiciclo, se desconoció el artículo 129 de la Constitución Política del Perú, no se dio la prioridad que la cuestión de confianza merece y, luego, se aprobó el primer miembro de un tribunal express en una dudosa votación, vaciando de contenido la cuestión de confianza planteada”, denunció el Dignatario.

Vizcarra recalcó que el cierre del Congreso que ha dispuesto está dentro de sus facultades contenidas en la Carta Magna, las mismas que buscan dar una solución democrática y participativa a un problema que el país viene arrastrando hace tres años.

“Dando fin a esta etapa de entrampamiento político que ha impedido que el Perú crezca al ritmo de sus posibilidades. Que esta medida excepcional permita que la ciudadanía finalmente se exprese y defina en las urnas y mediante su participación, el futuro del Perú”, sentenció.

Trampas políticas

Al iniciar su Mensaje a la Nación, el Mandatario recordó que hace un año y medio asumió la presidencia como sucesión constitucional luego de una enorme crisis institucional generada “por una serie de sucesos”, que culminaron con una presentación de vacancia y renuncia del expresidente Pedro Pablo Kuczynski.

“Desde el discurso de investidura planté las líneas centrales de mi plan de Gobierno, con la lucha anticorrupción y el fortalecimiento institucional como dos de sus primeros pilares. Ese discurso, que fue aplaudido en el Congreso, luego se transformó en un Decreto Supremo, donde fuimos tomando medidas para cumplir el compromiso asumido ante los peruanos”, aseguró.

Dijo que este “camino urgente” para el Perú no sería fácil si no se contaba con el Congreso, pero este se volvió más complejo “ante una oposición sistemática al desarrollo de la reforma de justicia, a la reforma política y a cualquier medida que vaya contra los esquemas de impunidad y de protección de intereses subalternos”.

“Aún más, cuando la mayoría parlamentaria recurre a innumerables argucias y trampas políticas destinadas a perjudicar no al Gobierno, sino a la sociedad en su conjunto”, agregó.

Recordó que su administración presentó el proyecto de reforma de adelanto de elecciones, sin embargo esta fue archivada por el Congreso.

Publican decreto

El Poder Ejecutivo convocó a elecciones para un nuevo Congreso, el domingo 26 de enero del 2020. “Convóquese a elecciones para un nuevo Congreso, para el domingo 26 de enero del 2020, para que complete el periodo constitucional del Congreso disuelto, incluida la Comisión Permanente”, sostiene el decreto supremo publicado en la edición extraordinaria de las Normas Legales del Diario Oficial El Peruano.

La disposición decreta además la disolución del Congreso de la República por haber negado la confianza a dos Consejos de Ministros del gobierno elegido para el periodo 2016-2021, manteniéndose en funciones la Comisión Permanente.

Asimismo, se revoca el mandato parlamentario de los congresistas que no integran la Comisión Permanente y, además, señala que carece de validez y eficacia jurídica “todo acto relativo a la función parlamentaria realizado por los congresistas cuyo mandato ha sido revocado”.Según la parte considerativa, el artículo 134 de la Constitución establece que el presidente Martín Vizcarra está facultado para disolver el Congreso si este ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros.