Tipo de cambio:

Compra: 3.453

Venta: 3.457


Año de la Universalización de la Salud
SÁBADO 4

de abril de 2020

APROXIMACIONESEL DIARIO OFICIAL EL PERUANO NO SE SOLIDARIZA NECESARIAMENTE CON LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTA SECCIÓN. LOS ARTÍCULOS FIRMADOS SON RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES.

El cine de 1970, cincuenta años después

Cincuenta años son nada, dicen algunas personas que han transitado muchos calendarios creando obras inmortales en distintos rubros. Para el cine, la afirmación tiene una condición. Calidad. Hay cintas que han envejecido mal durante el último medio siglo. No es el caso de las que reseñamos a continuación, estrenadas en 1970, y que aún tienen seguidores incondicionales.

23/2/2020


Javier Alejandro Ramos

Periodista

Para los amantes del drama bélico, Patton es la mejor de ese año. Ambientada en la II Guerra Mundial, la cinta de Franklin J. Schaffner explora en los arranques de un soldado profesional dispuesto a lo que sea para acabar con los nazis. La interpretación le valió el Óscar a George C. Scott, que se negó a recogerlo aduciendo que un actor hace su trabajo por un salario y no por reconocimientos.

Los cinéfilos románticos escogerían a Historia de amor como su favorita. La melosa película de Arthur Hiller arrancó lágrimas a los espectadores más duros, identificados con el trágico romance de Ryan O’Neal y Ali Mac Graw.

1970 era una época de cambios. La moda, la música, la rebeldía ante las decisiones de los mayores, el amor libre y el descubrimiento de las drogas como herramienta de evasión estuvieron en los contenidos de varias cintas. Woodstock es la más emblemática de ellas. Presentada como una crónica documental, la obra ha trascendido los años y es un clásico.

También lo es Aeropuerto, filme que dio inicio a una serie de productos en los que una catástrofe sacaba lo mejor y peor de una serie de personajes, encarnados por rutilantes estrellas del star system hollywoodense. El director George Seaton se dio maña para lidiar con los egos de un grupo de famosos como Burt Lancaster, Dean Martin, Jean Seberg, Helen Hayes, Van Heflin, Jacqueline Bisset, Maureen Stapleton, Lloyd Nolan y George Kennedy, entre otros, y el resultado fue muy auspicioso.

M.A.S.H, de Robert Altman, fue una divertida comedia, muchos de cuyos gags han sido rehechos para incontables cintas posteriores y series de televisión. En el plano del western, un ya casi crepuscular John Wayne seguía buscando justicia, como en medio ciento de filmes anteriores, en Río Lobo, de un especialista en el género como Howard Hawks.

Tristana fue la apuesta española de ese año. Realizada por Luis Buñuel, la película abordaba sugerentemente el tema del acoso sexual, logrando un gran suceso. Fue interpretada por Catherine Deneuve, Fernando Rey y Franco Nero. Los fans de Disney, por su parte, estuvieron de plácemes con el estreno de Los Aristogatos, un simpático grupo de felinos parisinos amantes de la música y los problemas.

Otras películas inolvidables de 1970 son Tora, Tora, Tora, de Richard Fleischer, que narra los preparativos japoneses para el ataque a Pearl Harbor, y el drama americano ante la sorpresiva tragedia; Un hombre llamado Caballo, con Richard Harris; y Muchacho, con el cantante argentino Sandro.