Tipo de cambio:

Compra: 3.351

Venta: 3.355


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 17

de diciembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

MAYOR EXPOSICIÓN PRECOLOMBINA

El código (textil) inca

Inca Dress Code se intitula la gran exposición sobre textiles precolombinos en el Museo Real de Arte e Historia de Bruselas. Se trata de la mayor exhibición sobre el Perú precolombino que se ha hecho en décadas en Bélgica.

27/11/2018


Europa dedica, por primera vez, una exhibición al arte de los textiles precolombinos. Se llama Inca Dress Code o “código de vestimenta inca” y desde el jueves 22 se presenta en el Museo Real de Arte e Historia de Bruselas. Se trata de textiles, vestimentas e implementos diversos, como adornos, joyerías y accesorios de las culturas precolombinas, que maravillaron por su calidad a los primeros españoles que llegaron a los Andes. Por su alta calidad, ellos los compararon con las sedas europeas.

Para los antiguos habitantes de los Andes, los textiles servían no solo para decorar ciertas casas: tenían sobre todo un valor de mercancía, eran símbolos de prosperidad y se apreciaban tanto como regalos en intercambios diplomáticos u ofrendas religiosas.

Fibras de calidad

El valor de los tejidos no estaba en el corte, ya que este era muy simple debido al tipo de telar utilizado. Su verdadero valor se encontraba en la calidad de las fibras, la riqueza de los adornos y la diversidad de los colores y símbolos. La posición social, la pertenencia a un grupo e incluso el significado religioso lo conferían los tejidos, que eran utilizados por determinadas personas.

Durante épocas de conflicto, la ropa y los textiles eran auténticos trofeos de guerra. Los prisioneros eran desnudados como símbolo de sumisión y vergüenza, y se tomaban las prendas del vencido para ofrecerlas a los dioses. Los jefes del grupo que habían sufrido la derrota debían usar la misma ropa que el vencedor, mostrando de esta manera su nueva alianza. De esta manera, se aprecia que durante la época precolombina los textiles –ya sea que fuesen otorgados como un presente diplomático u obtenidos por la fuerza, circulaban a lo largo de grandes distancias–. Esto hace difícil el atribuir algunas piezas a determinadas culturas.

El arte textil, que precede a la elaboración de ceramios y a la maestría en los trabajos en metal, aparece en los Andes desde el comienzo del siglo VI a. C. y tiene innovaciones y avances en su técnica en los cientos de años que precedieron al arribo de los europeos.

Textiles, arte mayor

En los Andes, a diferencia de otras civilizaciones y culturas, los textiles eran considerados una forma de arte fundamental. Su creación e iconografía influenciaron a otras formas artísticas, como la cerámica y la arquitectura. Sabemos que los textiles también tenían una importancia simbólica y eran considerados sagrados.

Inclusive se sabe que existía el “sacrificio” de textiles que eran incinerados como un acto de adoración a las divinidades. Adicionalmente, los entierros más importantes estaban literalmente envueltos en docenas de capas de tejido.

Las crónicas de los primeros españoles precisan que el inca poseía talleres y telares que producían los textiles más finos, en los que se mostraba al inca como el gobernante. La textilería era, por tanto, un arte principal en la corte.

La exhibición

Inca Dress Code incluye ceramios, trabajos en metal y momias de diferentes culturas del Perú, Bolivia y Chile. Ofrece al público una imagen sobre cómo vivían estos pueblos, cómo se vestían, las fibras que utilizaban, los tintes de los que disponían y su calzado.

En la primera parte, se explican las diferentes fibras, tintes y métodos para obtener los hilados necesarios en el tejido. Se muestran copos de algodón y fibras de lana de llama y alpaca; diferentes métodos de tejido, tipos de telas y cómo eran decorados.

En la parte principal de la exhibición se muestran en orden geográfico y cronológico los textiles y adornos de los Andes. La cronología en el Perú se divide en Horizontes e Intermedios.

La parte final está dedicada a los textiles y adornos de los períodos colonial y poscolonial. Se presenta la continuidad de las tradiciones precolombinas y el impacto de los europeos, desde 1531, en hábitos y costumbres de las poblaciones existentes.

Inca Dress Code recuerda que los artesanos, en nuestros días, continúan tejiendo de la manera ancestral. El visitante también puede ver la bella colección de telas y tejidos del Museo Real de Arte e Historia, que data de la década de 1940, y está considerada entre las más antiguas y finas colecciones etnográficas existentes.

Riqueza cultural

La exposición es posible gracias al esfuerzo conjunto del Museo Real de Arte e Historia de Bruselas y la embajada peruana. Entre los textiles que se exhiben se encuentra un unku o pequeño poncho que, de acuerdo con el cronista Francisco de Jerez, es una prenda que lucían los guardias que protegían a Atahualpa a su entrada a Cajamarca al encuentro de Pizarro. “Se busca mostrar al público europeo la riqueza de la cultura del antiguo Perú, así como dejar en evidencia que para los pueblos precolombinos los textiles representaban un arte mayor, a la altura de la cerámica y la arquitectura, que reproducían sus diseños”, explica el embajador del Perú en Bélgica, Gonzalo Gutiérrez.

Cifra

200 objetos integran la muestra que se presenta en Bruselas.