Tipo de cambio:

Compra: 3.284

Venta: 3.286


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 16

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

ENCABEZÓ PRIMER GOBIERNO DE UN PARTIDO ISLÁMICO

El expresidente Mursi fallece durante audiencia en El Cairo

Autoridades del gobierno militar no conocen todavía los motivos de su extraño deceso.

18/6/2019


El Cairo, Egipto

AFP

El islamista Mohamed Mursi, primer presidente electo democráticamente en Egipto en 2012 y perteneciente al movimiento de los Hermanos Musulmanes, murió tras una audiencia en un tribunal en El Cairo seis años después de su destitución.

Según fuentes de seguridad y judiciales, el expresidente detenido desde el 2013 se desplomó tras haber hablado ante el tribunal y fue trasladado a un hospital, donde falleció.

El banquillo

“El tribunal le acordó el derecho de hablar durante cinco minutos. Cayó al suelo en el banquillo de los acusados y fue llevado rápidamente al hospital”, donde murió, según un comunicado de la fiscalía.

“Llegó al hospital sin heridas visibles en el cuerpo”, agregó la fiscalía.

Mursi, un ingeniero de 67 años procedente de una familia de agricultores, fue el primer presidente egipcio electo democráticamente por un corto mandato entre 2012 y 2013, antes de ser separado del cargo por los militares.

Acusaciones

El líder islamista fue encarcelado tras su destitución y juzgado después por varios casos, entre ellos uno de espionaje para Irán, Catar y grupos militantes como el Hamas en Gaza.

También fue acusado de fomentar actos de terrorismo.

Al ser consultado, uno de sus abogados, Abdelmoneim Abdel Maksud, declaró: “No pudimos verlo en el tribunal a raíz del vidrio blindado (del recinto) insonorizado. Pero otros detenidos nos dijeron que ya no tenía pulso”.

Reacciones en el mundo

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, le rindió homenaje calificándolo de “mártir” y culpó a los “tiranos” en el poder en Egipto por su muerte.

El Partido de la Libertad y la Justicia, brazo político de los Hermanos Musulmanes, también acusó a las autoridades egipcias de “lento asesinato”.

En las elecciones presidenciales del 2012, Mursi se había presentado como el garante de los ideales democráticos de la revuelta del 2011 lanzada por la juventud liberal y laica, pero a la cual se habían sumado los Hermanos Musulmanes, por oportunismo según algunos.

Represión

Policías y soldados mataron a más de 1,400 manifestantes pro-Mursi. Cientos fueron condenados a muerte en procesos en masa expeditivos.

Mursi fue condenado en total a 45 años de prisión en dos casos: incitación a la violencia contra manifestantes a fines de 2012 y espionaje a favor de Catar.