Tipo de cambio:

Compra: 3.291

Venta: 3.293


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 24

de setiembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

NO ME GUSTA”

“El mundo de hoy no me gusta"

Augusto Tamayo alista varias películas, la mayoría de corte histórico. En breve llegará a las pantallas su biopic sobre Santa Rosa, pero también prepara el remake de su exitosa La fuga del Chacal.

9/3/2018


Ernesto Carlín

Editor de Cultural

Augusto Tamayo no estrena una película desde el 2010, año en que dirigió La vigilia. Sin embargo, eso no significa que esté alejado del cine. Ya está en la última etapa para lanzar un biopic dedicado a Santa Rosa de Lima. A este filme le seguirá otro sobre Flora Tristán. Ambos son solo parte de los numerosos proyectos en los que está ahora trabajando.

En el programa De Cazuela de la Agencia de Noticias Andina, contó que con su editorial Argos ha reeditado la novela Soplón (1963), de Alfredo Moreno Mendiguren. Dicho libro, éxito de ventas en su momento pero olvidado actualmente, describe una red de corrupción en los gobiernos de las décadas de 1940 y 1950, y que Tamayo piensa llevar a la pantalla grande.

El regreso del Chacal

Apuntó que no obstante el tiempo transcurrido, la historia de Soplón mantiene bastante actualidad. “Los temas los tratas con un humor ácido, muy leíble”, señaló.

El cineasta mencionó que tiene una decena de proyectos programados para irlos estrenando “hasta que me jubile”. La mayoría son retratos de época, salvo una comedia titulada Lima loca y un remake de La fuga del Chacal.

Detalló que ese último proyecto fue sugerencia de un amigo y que ya tiene adelantado gran parte del guión. La primera versión, dirigida por Tamayo en 1987, fue la película peruana más taquillera por 26 años hasta el estreno de Asu mare.

Dijo que “el mundo de hoy no me gusta”. Por tal motivo, prefería hacer películas de época. En su haber tiene títulos que abordan desde los inicios de la Colonia, como El bien esquivo, hasta el comienzo del siglo XX, con Una sombra al frente.

Pop corn en el cine

Augusto Tamayo también comentó sobre el debate que ha surgido alrededor de la decisión de Indecopi de permitir al público llevar snacks propios a las salas de cine. Manifestó que a pesar de no conocer el sustento legal, como expectador le parecería razonable, “siempre que se limite a productos similares a los que se venden en estos locales”. Contó que esta medida en Estados Unidos es imposible porque los dueños de los cines no ganan por las entradas, sino por la venta de pop corn y chocolates. En el Perú, anotó, sí cobran por cada tique casi igual que los productores.

Datos

10   proyectos de película tiene pendientes Augusto Tamayo.