Tipo de cambio:

Compra: 3.421

Venta: 3.422


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 2

de junio de 2020

PUNTO DE VISTA

El reto de la educación inicial a distancia

El país y el mundo afrontan una situación compleja de salud púbica a causa del covid-19, lo cual ha afectado el desarrollo del año escolar.

11/5/2020


Liliana Muñoz

Vicedecana de la Facultad de Educación de la Universidad Peruana Cayetano Heredia


Vivimos en un mundo digital y este problema de salud es la oportunidad para aprender y confiar en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación e identificar cuáles son los aprendizajes claves para la educación integral que favorezca el desarrollo físico, mental y social.

Durante la última semana se ha escuchado a los padres de familia comentando que no es posible la educación a distancia, en especial en el nivel inicial, y tal vez los profesores tampoco estén tan convencidos de esta modalidad. Si se limitan a trasladar las actividades para la modalidad presencial, sin ningún tipo de adecuación y adaptación, obviamente no resultará.

Es necesario tomar algunas consideraciones sobre la enseñanza de los estudiantes de educación inicial a distancia. Es posible que aprendan a través de esta modalidad, pero debe quedar claro que tiene su propia dinámica. La discusión no debe centrarse en la cantidad de tiempo que estén frente a una pantalla, sino prestar atención a los contenidos y actividades de las experiencias digitales que se generen.

El docente debe rediseñar el programa con actividades que promuevan oportunidades de aprendizaje centrado en el estudiante y apropiado a su desarrollo, necesidades e interés. Es decir, que se prevean actividades que atiendan la diversidad del grupo. No todos tienen que estar haciendo lo mismo. Asimismo, promover el involucramiento de las familias y brindar orientación para que faciliten entornos estables, que comprendan el desarrollo de los niños y niñas, que sean sensibles a sus requerimientos y que los acompañen de manera cariñosa y oportuna.

Es necesario coordinar con las familias cuál será el mejor horario para facilitar que los estudiantes se conecten entre sí, compartan sus experiencias e interactúen con los docentes. Este debe realizarse por pequeños grupos para lograr el máximo beneficio y no necesariamente todos los días el mismo grupo. Otro momento de comunicación es a nivel de los padres para dialogar acerca de los sentimientos, expectativas, necesidades e intereses de los estudiantes.

También es importante ofrecer un buen modelo de uso de la tecnología, para ello se debe establecer con los padres y los estudiantes normas para el uso moderado, responsable y respetuoso de las TIC. Este mundo necesita de personas autónomas, capaces de resolver problemas ante situaciones de incertidumbre. Es el momento de involucrar a los estudiantes en actividades que les permitan experimentar, investigar y aprender.