Tipo de cambio:

Compra: 3.332

Venta: 3.336


Año del diálogo y la reconciliación nacional
JUEVES 18

de octubre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

RECURSOS HUMANOS

El talento directivo en la empresa familiar

Desde no hace mucho, las empresas familiares se vienen interesando cada vez más por tener un directorio consolidado.

16/4/2018


César Cáceres

Docente del Programa en Retos de la Empresa Familiar de la Universidad de Piura

Si bien aquellas que lo tienen, en general, no han tenido un directorio muy activo, las principales razones para interesarse por el directorio son que estas empresas cada vez demandan más empleados, un tercio de ellas pasarán a la segunda generación y es inminente la necesidad de separar claramente el gobierno de la gestión empresarial.

Más que velar por el retorno de la inversión que han hecho los accionistas, el directorio tiene la responsabilidad de supervisar el proceso de dirección estratégica, cuidar el desarrollo de los gerentes, dotar de los recursos necesarios y exigir la total transparencia de la información.

A pesar de que algunas empresas consideran que su directorio resta velocidad a sus decisiones, es incalculable el beneficio de contar con un buen directorio que se convierta en el mejor órgano de gobierno.

Solo el 50% de las empresas familiares con directorio lo consideran activo. En su mayoría son las más grandes, diversificadas y con más directores independientes. Estos directores independientes son ajenos a la familia propietaria de la empresa.

Por otro lado, resalta el hecho de que estos directores independientes son elegidos por la junta general de accionistas y no por un miembro de la familia o el presidente del directorio, inclusive, lo que le da más objetividad a su elección y permanencia.

Sin entrar en polémica, los directores deben tener todas las competencias necesarias para contribuir con el desarrollo del negocio, independientemente de su filiación familiar, porcentaje de propiedad o representatividad familiar. La experiencia e idoneidad del director cuentan primero.

Un directorio modelo deberá contar con directores muy calificados, que dominen el trabajo de un directorio, que se esfuerzan por supervisar la estrategia, por promover el desarrollo de los gerentes y por exigir la transparencia de toda la información que se maneje.

Aquellas familias empresarias que se interesen en consolidar el directorio para los negocios de la familia se deberían hacer las siguientes preguntas: ¿han pensado en invitar a un director independiente?, ¿se sienten preparados para tener un director independiente?, ¿cuál creen que debe ser su perfil?, ¿qué esperan del aporte de un directorio como el que plantean? Y, por último, ¿cuál creen que sería el aporte a la familia que esperan al profesionalizar el directorio con un director independiente? Esta es la forma de asegurar el talento directivo en la empresa familiar.