Tipo de cambio:

Compra: 3.380

Venta: 3.386


Año del diálogo y la reconciliación nacional
SÁBADO 17

de noviembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

CONOZCA LOS ESFUERZOS POR REVALORAR SU HISTORIA Y PATRIMONIO

El tesoro de los jesuitas

Se ha ordenado valioso material en fotografías, documentos, libros, planos, memorias de casas, además de material periodístico y litúrgico, a propósito de la celebración de los 450 años de la compañía religiosa.

El 28 de marzo de 1568 desembarcó en el puerto de Callao por vez primera la orden jesuita, para hacerse cargo de las misiones evangelizadoras en el virreinato del Perú.

21/2/2016


Luz María Crevoisier Periodista



Llegaron a las nuevas tierras cuando San Francisco de Borja era Superior General en Roma. Los jesuitas desde entonces se vincularon con la realidad política y social de la Colonia, además de preocuparse por la educación y las obras misionales. Gracias a ese empeño fundaron importantes colegios como el Máximo de San Pablo y el Real de San Martín de Porres en Lima; el famoso San Francisco de Borja, dedicado a la formación de los hijos de caciques, como también la universidad de San Ignacio, en Cusco, entre otros .



Sin embargo, por orden del rey Carlos III, los jesuitas fueron expulsados en 1767 y expropiados de sus magníficas obras e iglesias. Este mandato fue cumplido por el virrey Manuel Amat y Junyent, según consigna el historiador Juan Luis Orrego.





Bienes extraviados



Durante el gobierno de José Balta y Montero, se levantó la prohibición y retornaron a un Perú previo a la Guerra con Chile, en 1871, para volver a hacerse cargo de algunas obras del pasado. Sin embargo, las memorias, relatos, notas, historias compiladas durante esa primera estadía en tierras peruanas, se perdieron para siempre o se encuentran en archivos ajenos a la orden.



El padre Juan Dejo accedió amablemente a conversar con el Diario Oficial El Peruano, sobre la compilación de documentos y el inventario de objetos sacros.





Valioso trabajo



“No tenemos material anterior a la expulsión, pues la mayoría de la documentación fue confiscada y perdida. El material que recogimos es el que pertenece al periodo posterior a nuestro retorno en 1871”.



Entre esas pérdidas irrecuperables se encuentra la Gramática en lengua guaraní escrita por el limeño Antonio Ruiz de Montoya, primer jesuita peruano (1585-1652), fundador de 25 reducciones en el Paraguay. “Hemos hallado un valioso material consistente en fotografías, documentos, libros, planos, memorias de casas, además de material periodístico y litúrgico. También encontramos los diarios de los Padres de la Compañía en sus misiones en todo el Perú, como fotografías del trabajo realizado en distintos departamentos, así como un registro audiovisual de momentos importantes de la historia republicana”.



Sobre el ordenamiento

Con motivo de las celebraciones de los 450 años de la Compañía, así como la organización del Tercer Encuentro de delegados por provincia de comisiones de memoria, historia y patrimonio que se realizará del 17 al 22 de abril de 2016 en el colegio La Inmaculada de Lima; se ejecutó un ordenamiento general del archivo. El trabajo estuvo a cargo del padre Juan Dejo, historiador de la universidad Antonio Ruiz de Montoya con la asistencia de Franchesca Tapia, historiadora de Arte y gestora cultural. “Esta catalogación que empezó en Lima, se extenderá este año en las provincias donde está asentada la orden”.



Se espera terminar la catalogación y el registro material y posteriormente empezar la digitación y brindar recursos adecuados para los especialistas en temas de arte y patrimonio cultural.



“No existe material anterior a la expulsión de los Jesuitas, pues fue confiscada o perdida”.