Tipo de cambio:

Compra: 3.453

Venta: 3.457


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 5

de abril de 2020

ENFOQUE LABORAL

El trabajo en tiempos de coronavirus (Parte - I)

25/3/2020


Germán Serkovic

Abogado laboralista

Con el fin de implementar el aislamiento social y controlar la expansión del virus se ha restringido severamente la movilidad de las personas, salvo para aquellas que laboran en sectores esenciales, como los de salud, entidades financieras, distribución de combustible, medios de comunicación y otros más. Todos los empleados que trabajan en rubros no considerados básicos deberán –en principio– dejar de laborar por quince días.

El artículo 20 del D. S. N° 008-2020-SA dispone obligatoriamente el trabajo remoto para los grupos de riesgo, a saber, personas mayores de 60 años o que sufren de diabetes, hipertensión, etcétera. Cuando no sea posible implementar el trabajo remoto para los grupos de riesgo, en razón de la naturaleza de sus servicios, el empleador debe –se usa el imperativo– otorgar una licencia con goce de haber sujeta a compensación posterior. 

Es evidente, entonces, que en un primer momento las normas no habían previsto la extensión de la licencia con goce de haber por quince días a los trabajadores que no debían asistir a sus labores. Tan evidente que el Decreto de Urgencia Nº 029-2020 tuvo que resolver el punto, si bien parcialmente. 

De forma expresa, su artículo 26 dispone que en el caso del personal exceptuado de concurrir a laborar, y siempre que no se aplique el trabajo remoto, procede una licencia con goce de haberes. Sin embargo, vale la pena analizar un aspecto sustancial: la vigencia de la norma. No podría tener efectos retroactivos, por lo que en estricto sentido la licencia pagada correría a partir de la vigencia del decreto, esto es, desde el 21 del presente mes. 

Los empleadores unilateralmente –o por acuerdo– podrían tener en consideración opciones más favorables y reconocer el pago por la totalidad de los quince días. Se trataría de un gesto loable dadas las circunstancias tan difíciles que nos toca atravesar. De igual modo se podría establecer que las horas dejadas de laborar no sean compensables, dejando sin efecto su recuperación.