Tipo de cambio:

Compra: 3.271

Venta: 3.273


Año del diálogo y la reconciliación nacional
JUEVES 19

de julio de 2018

Elecciones en marcha

El 7 de octubre se celebrarán elecciones regionales y municipales en el país, conforme a la convocatoria oficial del Gobierno central. Pero más que una meta por alcanzar con la elección de nuevas autoridades, los peruanos en su conjunto debemos asumir estos comicios como un proceso formativo para aportar a la madurez institucional del país.

14/1/2018


De acuerdo con el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), los comicios regionales y municipales se desarrollarán en 25 regiones, 196 provincias y 1,874 distritos del país. Se calcula que estarán habilitados para sufragar 23 millones 438,266 electores y participarán 115,000 candidatos a gobernadores, vicegobernadores y consejeros de los consejos regionales; así como postulantes a alcaldes y regidores de los concejos provinciales y distritales de la República.

No debemos olvidar que en las elecciones participamos todos, desde los organismos electorales, pasando por el Poder Ejecutivo que dota del presupuesto necesario para su celebración, hasta los partidos políticos que deben reforzar sus estructuras, y los ciudadanos, que requieren informarse adecuadamente para emitir un voto a conciencia.

En este proceso, además, hay un elemento que es parte de la reforma electoral solicitada por diversos actores y que se aplicará en los comicios: el Congreso de la República aprobó una ley que impide postular a sentenciados por corrupción, terrorismo, narcotráfico y violación sexual, con lo cual se aceptó la observación remitida en diciembre por el Ejecutivo a la autógrafa correspondiente, que planteó corregir el texto original que exceptuaba de esta prohibición legal a aquellos que fueron objeto de indulto razonado.

La medida ha sido destacada por la titular de la Comisión de Constitución del Poder Legislativo, Úrsula Letona; el secretario general de la Asociación Civil Transparencia, Gerardo Távara; el contralor general de la República, Nelson Shack; el procurador anticorrupción del Estado, Amado Enco, entre otros.

Si bien la aprobación de esta norma es un paso más en la reforma electoral, quedan algunas tareas pendientes, y no menos importantes, de los otros actores. En primer lugar, los partidos políticos enfrentan desde hace varios años el reto de fortalecer sus estructuras y desarrollar en el corto plazo una minuciosa selección de los candidatos que representen a sus colores partidarios en la justa electoral.

En cuanto al ciudadano de a pie, aquel que ejerce su voto libre, tiene la gran responsabilidad de indagar por la hoja de vida de los postulantes en los portales electorales, y en los medios de comunicación, cuyas investigaciones revelan los antecedentes –por lo general negativos– de esos candidatos.

Pero no solo eso. La población apta para votar tiene la obligación de hacer un ejercicio de memoria y recordar quiénes son aquellos personajes que en cargos ejercidos en años anteriores cometieron irregularidades que nunca fueron aclaradas, ni en la palestra pública ni en instancias judiciales, a fin de fortalecer la institucionalidad del Estado peruano con el voto popular.