Tipo de cambio:

Compra: 3.284

Venta: 3.286


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 16

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

En defensa de la salud

El sobrepeso, la obesidad y las deficiencias cardiacas que se generan son problemas de salud pública que afectan a gran parte de la población mundial, de los cuales las peruanas y peruanos no estamos exentos.

15/6/2019


La última Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) 2018 del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) revela que el 37.3% de los peruanos entre 15 años y más tienen sobrepeso, lo que representa un incremento de 0.4 puntos porcentuales (pp) respecto al año previo, y en el período 2014-2018 este indicador se elevó en 1.2 pp.

De igual manera, el 22.7% de personas de 15 años a más tiene obesidad, lo que representa 1.7 pp más comparado con el resultado del 2017 (21%); y en el período 2014-2018 se incrementó en 4.2 pp. En ambos casos, la causa de estos males es la acumulación de grasa corporal.

La misma encuesta arroja que el 41.2% de los peruanos de 15 años a más presentaron un riesgo cardiovascular muy alto, más alto aún en las mujeres (60.4%) que en los varones (21.4%).

Como se ve por las cifras del INEI, el sobrepeso, la obesidad y las deficiencias cardiacas que se generan son problemas de salud pública que afectan a gran parte de la población mundial, de los cuales las peruanas y peruanos no estamos exentos.

Por eso, este lunes 17 de junio es una fecha trascendental para empezar a cambiar esa realidad porque a partir de ese día será obligatorio el etiquetado de octógonos en los alimentos procesados y bebidas no alcohólicas que exceden los parámetros de sodio, azúcar, grasas saturadas y trans (bases de la grasa corporal) establecidos en el Manual de Advertencias Publicitarias del Ministerio de Salud (Minsa).

Para empezar, se trata de un cambio visual de primera línea en la transparencia del producto y la decisión de compra del consumidor, pues serán octógonos visibles a simple vista, con mensajes claros de advertencia: “Alto en sodio”, “Alto en azúcar”, “Alto en grasas saturadas” o “Contiene grasas trans”.

De esta manera, no solo los adultos, sino también los niños y adolescentes, entenderán con sencillez y decidirán adecuadamente al momento de comprar esos productos. Ya no estamos ante las letras pequeñas que nadie quiere o no le importa leer. El consumidor será consciente de lo que compra, y esperemos que con una adecuada información y una cultura de buena alimentación elija y aprenda a exigir los artículos más saludables.

Al final de cuentas, como lo señala el Minsa, el objetivo de este sistema es disuadir a la población del consumo de productos que sean nocivos para su salud y frenar el aumento alarmante en los índices de sobrepeso y obesidad en el país. En esta cruzada, todos tenemos que poner el hombro. El Estado hace su parte, y los padres de familia, los colegios y la industria alimentaria también tienen su cuota de responsabilidad para que esto funcione a partir de tareas tan sencillas como promover y aumentar el consumo de frutas y verduras.

La encuesta del INEI trae una cifra que debe escandalizarnos: solo el 11% de los peruanos de 15 años a más consumió al menos cinco porciones de frutas y verduras al día.

Esperemos, pues, que prevalezca la conciencia y la responsabilidad, y que el uso de los octógonos sea un buen punto de partida para motivar una alimentación saludable en nuestra población, sobre todo en los niños.