Tipo de cambio:

Compra: 3.409

Venta: 3.412


Año de la Universalización de la Salud
JUEVES 27

de febrero de 2020

En favor de las poblaciones alejadas

19/1/2020


El cierre de las brechas sociales es uno de los esfuerzos que ha llevado adelante el gobierno del presidente Martín Vizcarra, y la lucha contra la pobreza es uno de los puntos más destacados por la generación de capacidades productivas en la población necesitada y, especialmente, por el acercamiento de los servicios prestados por el Estado a las comunidades más postergadas.

Esto fue posible por los tambos y los barcos itinerantes del programa Plataformas de Acción para la Inclusión Social (PAIS), que han llegado hasta poblados amazónicos de la frontera con Colombia, zona de difícil acceso. Recordemos que los tambos son estructuras fijas de servicios con equipamiento moderno que facilitan la participación de todos los sectores del Estado en una sala de usos múltiples localizada en áreas rurales; mientras que las embarcaciones brindan esos mismos servicios y surcan los ríos de la Amazonía para llegar a las comunidades indígenas más remotas del país.

En el Perú existen 460 tambos en funcionamiento, y la meta es contar con 514 tambos operativos para finales del 2021 a escala nacional. De ese total, 45 se ubican en sectores limítrofes, de los cuales 21 se encuentran cerca de la frontera con Bolivia, 12 próximos al límite con Ecuador, 5 vinculados con la frontera con Colombia, 5 cerca de la frontera con Brasil y 2 próximos al límite con Chile.

Su accionar será reforzado este año gracias a los 94 millones soles de presupuesto asignado al programa PAIS, lo que servirá, entre otros, para fortalecer en la Amazonía las intervenciones del proyecto de desarrollo productivo Noa Jayatai, que busca generar emprendimientos que permitan dejar atrás la pobreza y generar ingresos autónomos en los hogares rurales.

Para ello, se han implementado diversas mesas de trabajo interinstitucionales, encabezadas por el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, a fin de sumar esfuerzos para incrementar la influencia de ese programa en la Selva peruana, y así garantizar la seguridad alimentaria y mejorar la calidad de vida de las familias en pobreza y pobreza extrema.

El presupuesto asignado también potenciará el apoyo social que brindan las Fuerzas Armadas con la incorporación de una nueva plataforma itinerante y la instalación de batallones de desarrollo fronterizo para promover infraestructura vial y productiva. De esa manera, se incrementará el trabajo de las cinco misiones efectuadas el año pasado, las cuales brindaron 500,000 intervenciones sociales por medio de las cinco plataformas que surcan los ríos Morona, Napo, Putumayo y Yaguas, así como el lago Titicaca, a los que se sumaron un buque hospital y un buque tópico.

En perspectiva, la labor por desplegarse este año optimizará los índices registrados en el 2019, cuando se articularon más de 2.5 millones de atenciones, lo que contribuirá a que familias de las comunidades alejadas mejoren sus condiciones de vida. Se trata de un esfuerzo grande del Estado para incluir a los sectores deprimidos, y así las personas puedan gozar de sus derechos.

“La labor en este año optimizará los índices del 2019, cuando se articularon más de 2.5 millones de atenciones, lo que contribuirá a que familias de comunidades alejadas mejoren sus condiciones de vida”.