Tipo de cambio:

Compra: 3.590

Venta: 3.592


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 27

de setiembre de 2020

Ensayos por la salud

“La ciencia, como factor de desarrollo de la humanidad, ha servido de mucho en el campo de la medicina para combatir enfermedades que antaño eran de alta mortalidad, como la viruela o la poliomielitis”.

29/8/2020


La pandemia del covid-19 ha generado un intenso trabajo de gobiernos y centros de investigación por obtener una vacuna que prevenga el contagio de la cepa viral o, en su defecto, aminore sus efectos en el paciente infectado. Se trata de una carrera contra el tiempo para evitar que el coronavirus continúe su avance y cause más decesos, y el Perú, en ese empeño, se ha contactado con laboratorios para efectuar ensayos clínicos en la población.

Sin embargo, en redes sociales se aprecian opiniones contrarias y reticencias a desarrollar tales ensayos con distintos argumentos, como el temor a eventuales reacciones negativas a las sustancias inoculadas, o incluso supuestos basados en estereotipos o prejuicios por el origen de las vacunas. Las apreciaciones pueden ser válidas porque vivimos tiempos de incertidumbre ante una enfermedad que tomó por asalto al mundo, y la gente aún mantiene un alto nivel de desconfianza por el porvenir.

La ciencia, como factor de desarrollo de la humanidad, ha servido de mucho en el campo de la medicina para combatir enfermedades que antaño eran de alta mortalidad, como la viruela o la poliomielitis, y para alcanzar una cura se llevaron a cabo los mismos ensayos clínicos que ahora representan una preocupación para la opinión pública. La certeza científica, en estos casos, fue determinante para hallar soluciones.

Un elemento de garantía y confianza es que los ensayos clínicos en nuestro país estarán a cargo de dos laboratorios de trayectoria: Sinopharm, de China, y Johnson & Johnson, de Estados Unidos. A ellos se suma la labor de monitoreo, seguimiento y evaluación de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y la Universidad Peruana Cayetano Heredia, ambas instituciones líderes en las investigaciones médicas que se llevan a cabo en el país.

Sus expertos, precisamente, han reconocido que los resquemores de la población son legítimos, pero también han subrayado que el Perú tiene experiencia en este campo, y ambas universidades cuentan con la capacidad de responder a las pruebas. Por ejemplo, en años anteriores efectuaron ensayos tanto para medicamentos como para dos vacunas: la influenza y el rotavirus, con resultados satisfactorios.

Además, en el Perú existe el Reglamento de Ensayos Clínicos (D. S. N° 021-2017-SA), que configura un marco legal específico para atender a las personas que se someten a las pruebas, e intervenir en un eventual caso de reacción negativa a la vacuna de prueba. ¿Cuál es el beneficio de contar con voluntarios en el Perú para los ensayos clínicos en esta oportunidad? Si el resultado es exitoso a escala mundial, los autoridades sanitarias ya sabrán que la vacuna contra el covid-19 funciona en el país.

Ahora solo resta esperar que el Comité Nacional Transitorio de Ética en Investigación para la evaluación y supervisión de los ensayos clínicos de la enfermedad covid-19 apruebe el inicio de las pruebas y entraremos a una nueva fase en la lucha contra la pandemia.