Tipo de cambio:

Compra: 3.421

Venta: 3.422


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 2

de junio de 2020

PROPUESTAS

Es crucial mantener las cadenas alimentarias

3/4/2020


QU Dongyu

Director General de la FAO

La pandemia del covid-19 ejerce una enorme presión sobre los sistemas de salud pública en todo el mundo, y millones de personas en las economías más avanzadas están en alguna forma de cuarentena. 

Sabemos que el costo humano será alto, pero para reducir el riesgo de un costo aún mayor (escasez de alimentos para millones, incluso en países ricos) el mundo debe tomar medidas inmediatas, a fin de minimizar las alteraciones de las cadenas de suministro de alimentos.

Por ahora, el covid-19 no ha implicado ninguna presión sobre la seguridad alimentaria. Si bien no hay necesidad de pánico (existe un suministro de alimentos en el mundo suficiente para alimentar a todos), debemos prepararnos.

El brote de covid-19, con todos los cierres y bloqueos que lo acompañan, ha creado cuellos de botella logísticos que ocasionan efectos de rebote en las cadenas de valor de la economía global moderna. Las restricciones de movimiento y las medidas de distanciamiento social pueden impedir que los agricultores produzcan alimentos y que los procesadores de alimentos desarrollen su trabajo. Los cierres de restaurantes y compras menos frecuentes de comestibles disminuyen la demanda de productos frescos y pesqueros, lo que afecta especialmente a los pequeños agricultores.

La incertidumbre sobre la disponibilidad de alimentos puede llevar a los encargados de formular políticas a implementar medidas para salvaguardar la seguridad alimentaria nacional. Sabemos que tales medidas solo pueden exacerbar la situación. Las restricciones a la exportación establecidas por los países exportadores para aumentar su disponibilidad de alimentos a escala nacional podrían generar serias interrupciones en el mercado mundial de alimentos, lo que resultaría en un aumento y mayor volatilidad de precios.

Debemos asegurarnos de que los mercados de alimentos funcionen correctamente y que la información sobre precios, producción, consumo y existencias de alimentos esté disponible para todos en tiempo real. Esto reducirá la incertidumbre y permitirá a los productores, consumidores, comerciantes y procesadores tomar decisiones informadas y evitar un pánico injustificado en los mercados mundiales de alimentos.

Podemos decir con certeza que cualquier crisis alimentaria resultante de una mala formulación de políticas será un desastre humanitario que podríamos haber evitado. La prevención cuesta menos. Los mercados mundiales son fundamentales para suavizar las perturbaciones de la oferta y la demanda en todos los países y regiones, y debemos trabajar juntos para garantizar que las interrupciones de las cadenas de suministro de alimentos se minimicen tanto como sea posible.




El Diario Oficial El Peruano no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.