Tipo de cambio:

Compra: 3.421

Venta: 3.422


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 2

de junio de 2020

Es hora de ver al otro lado del túnel

En medio de esta tormenta de informaciones que se ha desatado por la cuarentena son pocas las ideas que logramos recordar. Yo tengo una en especial mencionada en un webinar por el CEO de una compañía: “No caímos en un hueco, sino que entramos en un túnel y este tiene salida”.

8/5/2020


Sofía Córdoba Novoa

Directora ECO Resultores


Efectivamente, llegó el momento para empezar a dirigirnos hacia esa salida y esto requiere que nos preparemos. Esta preparación va desde tomar medidas en el ámbito macroeconómico hasta que nosotros mismos adoptemos comportamientos más salubres y seguros. 

Las empresas, por supuesto, están inmersas en este caminar hacia la salida y varias de las tareas que habían quedado como pendientes pasan a ser prioritarias; por ejemplo, la de garantizar ambientes laborales 100% seguros para sus colaboradores, que va desde proteger su salud física evitando posibles contagios del covid-19 hasta promover la higiene mental, que significa crear hábitos de pensamiento positivo. Cuando se habla de hábitos nos referimos a comportamientos repetidos y conductas adquiridas, en definitiva, a cultura. Y no hay cultura que se pueda generar sin comunicación.

La comunicación interna es importante. Nuestros colaboradores serán determinantes para tener organizaciones saludables, y esto no se logrará automáticamente; requerirá que informaciones técnicas y normativas relacionadas con salubridad y bioseguridad se adapten en contenidos claros y entendibles que logren no solo informar, sino también, ante todo, sensibilizar y movilizar a las personas hacia la adopción de rutinas, en las que primen la protección física y mental, tanto la individual como la colectiva.

En estos nuevos imperativos, el rol del líder comunicador se pone a prueba porque adquiere una vitalidad muy necesaria. El sistema de comunicación interna debe estar concentrado en la producción dinámica y oportuna de formatos y contenidos sobre salubridad, soportado por una acción proactiva de los líderes de la organización, que deben, por una parte, ampliar su capacidad de escucha y abrir los canales de diálogo y, por otra, tener la claridad suficiente de cuáles son los nuevos paradigmas en los que todos deben creer y actuar en consecuencia. La Organización Mundial de la Salud recomienda que no nos refiramos más al “distanciamiento social”, sino que lo reemplacemos por “distanciamiento físico”, lo que me ha llevado a considerar que la responsabilidad de los líderes sobre cohesionar positivamente hoy retoma altísima vigencia.

Todos, sociedades y organizaciones, caminamos juntos hacia la otra salida del túnel y en este recorrido la comunicación interna es la lámpara que alumbra el camino, facilita el entendimiento del proceso, eleva el nivel de conciencia hacia la protección conjunta y solidifica una cultura corporativa que evidencie un propósito común: salir del túnel más fortalecidos.

El Diario Oficial El Peruano no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.