Tipo de cambio:

Compra: 3.421

Venta: 3.422


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 2

de junio de 2020

Estabilidad crediticia

Al momento de tomar una decisión de inversión, cualquier persona, empresa o entidad privilegia la calidad de información que tiene el mercado respecto al activo que piensa adquirir, pues toda actividad posee riesgos que alteran de alguna manera su rentabilidad o ganancia.

7/5/2020


En el ámbito internacional, los capitales evalúan principalmente los indicadores de riesgo país y las calificaciones crediticias que hacen las agencias de rating. En el mercado global, las operaciones financieras y de inversión están expuestas a diversos riesgos que afectan la percepción de rentabilidad y seguridad, según el Banco Central de Reserva (BCR).

Los inversionistas tienen una herramienta útil para completar su análisis y destinar sus capitales a activos financieros rentables y seguros: son los reportes de las agencias calificadoras de riesgo crediticios –Moody’s, Standard and Poor’s (S&P) y Fitch, entre otras–, que facilitan la evaluación profesional de la habilidad de la compañía o país para cumplir con sus obligaciones, tanto de los intereses como del monto principal.

La calificación crediticia es una especie de nota que asignan estas agencias luego de evaluar la situación económica, financiera, decisiones y perfil de política económica, fiscal y monetaria, a lo cual se suma el impacto del entorno económico, financiero, político y social.

Esta semana, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) anunció que el Perú es el único país que no sufrió una reducción de sus calificaciones crediticias tanto en moneda nacional como en extranjera por la agencia S&P. La titular del sector, María Antonieta Alva, destacó la importancia de mantener esta nota pese al contexto de crisis internacional y emergencia sanitaria debido al impacto del covid-19 en la actividad económica mundial.

“Este hecho contrasta con lo sucedido con otros países de la región, que registraron un deterioro en su calificación o un cambio hacia perspectivas negativas. La agencia S&P otorgó al país una perspectiva estable debido a cuatro fundamentos: la baja deuda pública del Perú, la disponibilidad de activos líquidos, las reservas internacionales sólidas y el acceso a diferentes fuentes de financiamiento”, opinó.

S&P establece la solvencia de un país en función de su voluntad y capacidad de pago, la que se mide básicamente considerando indicadores económicos, mientras que la voluntad de pago se mide por el riesgo político de una nación.

En el caso del Perú, la calificadora de riesgo soberano reconoce su pronta respuesta para contener los impactos sanitarios y económicos originados por la pandemia. Anteriormente, el Fitch Ratings señaló que el mayor gasto fiscal de nuestro país para enfrentar el covid-19 no afecta su perfil crediticio, el cual se mantiene en grado de inversión con perspectiva estable.

Por lo tanto, una vez más, la sólida posición y credibilidad de su política macroeconómica y fiscal le permitirá al Perú afrontar otra crisis, en este caso la originada por la pandemia, y retomar la senda del crecimiento de la actividad productiva.