Tipo de cambio:

Compra: 3.366

Venta: 3.370


Año del diálogo y la reconciliación nacional
JUEVES 13

de diciembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

BALANCE DEL AÑO Y PRONÓSTICOS SOBRE ATAQUES EN INTERNET

Estas son las tendencias en ciberseguridad para 2017

Ciberdelincuentes tienen en la mira al Perú y otros países de América Latina por incremento de dispositivos conectados.

26/12/2016


Por Sofía Pichihua (@zophiap en Twitter)




El Perú es el segundo país más afectado con los ataques de suplantación de identidad de páginas web, según el reporte de seguridad informática de la empresa Eset . Y el phishing –como es conocida esta modalidad– es una de las acciones que se prevé que se elevarán en el 2017.

Así lo advirtió Juan Carlos Albújar, jefe de Producto de Optical Networks, quien aseguró que también se incrementarán los casos de ransomware (secuestro de información) en el país durante el próximo año.

“Se tiende a pensar que las grandes empresas pueden ser el foco de los atacantes; sin embargo, la gran mayoría de ataques está destinado a las personas naturales y pymes”, sostuvo.

En ese sentido, Martín Fuentes, jefe sénior de negocios de seguridad de Level 3, sostuvo que es necesario que las compañías analicen opciones para mejorar su postura de seguridad.

El 12% de los ataques de denegación de servicio buscan afectar infraestructuras ubicadas en América Latina. Un reporte de Level 3 revela que el Perú ocupaba el octavo lugar en la región.

“Sin duda, el incremento de la cantidad de dispositivos conectados a internet ha propiciado que la región sea un objetivo interesante para los atacantes”, dijo.

Por otro lado, Thiago Marques, analista de seguridad en Kaspersky Lab, advirtió que el 2016 fue marcado también por ataques específicos de ciberespionaje, los robos financieros, y el hacktivismo. “Las redes vulnerables de dispositivos conectados jugaron un papel preponderante este año”, añadió.

Marques advirtió que los bancos del Perú son los más atacados, seguidos por los de Brasil y México. “Anticipamos que los cibercriminales tomarán mayores riesgos en sus campañas maliciosas: desde malware para cajeros automáticos, puntos de pago y hasta ataques a la propia infraestructura bancaria”, alertó.