Tipo de cambio:

Compra: 3.453

Venta: 3.457


Año de la Universalización de la Salud
SÁBADO 4

de abril de 2020

PIDE AUMENTAR PROTECCIÓN DE LOS QUE ESTÁN EN LA PRIMERA LÍNEA DE BATALLA CONTRA EL VIRUS

Exministro de Salud justifica medidas dictadas por el Gobierno

Asegura que, además de controlar la propagación del virus, se debe trabajar en los planes para desescalar las medidas aplicadas.

26/3/2020


La ampliación por 13 días del aislamiento social obligatorio es necesaria para proteger a la población, en tanto aún no se controla la propagación del virus, afirmó el exministro de Salud Abel Salinas, quien propuso, en ese contexto, enfatizar en la protección del personal de salud, un grupo al que se debe proteger invariablemente y a sus familias.

El exministro dijo que este grupo que está en la primera línea de batalla contra la pandemia que nos afecta, necesita tener la tranquilidad de que sus familias estarán bien cuando salen a atender a los conciudadanos que padecen la enfermedad. "Hay que poner todos los esfuerzos necesarios para proteger los recursos humanos en salud", enfatizó.

Sostuvo que del mismo modo se debe abordar la situación de la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas, o los servidores municipales que están cumpliendo una labor fundamental.

Salinas pidió a la población recibir las disposiciones con calma. Resaltó que no es fácil atender las necesidades de la población trabajadora informal que llega al 70%. "Tocará ajustarnos, tener paciencia y al Gobierno buscar todos los mecanismos posibles para hacerles llegar la ayuda necesaria, para que los ciudadanos, en general, no caigan en el desborde social". 

Tras resaltar la pertinencia de las medidas anunciadas por el presidente Martín Vizcarra, refirió que hay que implementarlas y apoyarlas. Al respecto, sostuvo que los gobiernos locales pueden ayudar mucho.

Lo que se viene
Salinas consideró que, al término del período de aislamiento, será perentorio aplicar un plan para desescalar progresivamente las medidas, por ejemplo, por grupos humanos y áreas geográficas.

 "Habría que identificar a esos grupos humanos, hacerles las pruebas y si salen negativas, empezar a reincorporarlos en la vida laboral, siempre con cuidado, con las medidas sociales de aislamiento y de distanciamiento que quedarán en el Perú como un cambio de hábito social".

Lo mismo podría implementarse en algunas regiones donde se demuestre que la transmisión del virus ha disminuido, para lo cual hay que hacer algunas pruebas que el Minsa debe estar evaluando. Opinó que algunas actividades podrían quedar todavía suspendidas por unas semanas más, como son las reuniones masivas o algunos trabajos que concentran a muchos personas. "Tendremos que ir desescalando a lo que no es necesario y urgente".

Después de estos trece días, y si las pruebas pueden darnos resultados inmediatos de si una persona tiene o no el virus y, por lo tanto, no es de riesgo, la podríamos reinsertar. Lo que sigue es cómo iremos desescalando, cómo iremos reinsertando a los trabajadores independientes o informales. En eso hay que trabajar, sostuvo.