Tipo de cambio:

Compra: 3.429

Venta: 3.434


Año de la Universalización de la Salud
SÁBADO 30

de mayo de 2020

Exportaciones reducen la pobreza

Una de las ventajas del gran salto de estas ventas internacionales es la descentralización de los beneficiados en el país. Siete regiones alcanzaron grandes volúmenes de exportaciones.

22/2/2020


Hace once años, cuando el Perú firmó el tratado de libre comercio (TLC) con Estados Unidos, sus críticos afirmaron que iba a transformar la economía del país, dedicada casi exclusivamente a exportar materias primas, a expensas de otros sectores productivos como la agricultura. Inclusive, empresarios dedicados a esta actividad organizaron marchas en rechazo de cualquier acuerdo internacional de este tipo.  

Hoy, la realidad es muy distinta, como lo destacó el presidente Martín Vizcarra: el Perú logró un récord histórico en las exportaciones de los productos no tradicionales, especialmente los provenientes de la agroindustria. En el 2019, este sector alcanzó 13,791 millones de dólares, esto significa un crecimiento del 4.1%; y en los últimos cinco años, la venta del total de los productos nacionales en el exterior pasó de 33,686 millones a 45,978 millones de dólares.

Es destacable que el aumento de las exportaciones se produce en circunstancias muy difíciles en el mundo. La disputa comercial entre China y Estados Unidos ha dañado el intercambio internacional en los últimos tres años.

Una de las claves del incremento de nuestras ventas al exterior es la diversificación. A diferencia de otros países de la región, el Perú ha logrado 22 acuerdos comerciales, que le han permitido no depender de un mercado específico. La agroexportación peruana llega a 177 naciones, y encabezamos la venta de las uvas, arándanos, paltas, pota, mangos a escala global.

Una de las ventajas del gran salto de estas ventas es la descentralización de los beneficiados en el país. Siete regiones alcanzaron grandes volúmenes de exportaciones: Pasco, Ayacucho, Lambayeque, Piura, La Libertad, Áncash e Ica.

De acuerdo con el Centro de Investigación de Economía y Negocios Globales de la Asociación de Exportadores, las ventas en general generaron 3 millones 129,215 puestos de trabajos directos. En forma específica, la agroindustria generó 55,422, un 5.6% más respecto al año anterior.

La mayor descentralización de los beneficios económicos ha posibilitado reducir las desigualdades en el país, aunque todavía se debe continuar trabajando mucho en este rubro.

Prueba del avance es que se escalaronsiete posiciones en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) del 2019, se disminuyó la anemia en 3.4% y las Pruebas Pisa demostraron avances en lectura, matemática y ciencias entre 8,028 estudiantes de 15 años pertenecientes a 342 escuelas del país.

Las sanas políticas macroeconómicas ayudaron a colocarnos como la nación con menor riesgo país de América Latina, según el EMBI+ Perú del banco de inversión JP Morgan.

Nuestra política exportadora tiene ahora nuevos retos, pese a un contexto internacional aún incierto. El Centro de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de Lima prevé un crecimiento del 2.4%, la agroexportación será la actividad de mayor crecimiento para beneficio de las regiones más pobres del Perú.