Tipo de cambio:

Compra: 3.545

Venta: 3.548


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 7

de agosto de 2020

Fotos: Juan Pablo Azabache.

REPORTAJE GRÁFICO

Familia Dante Grados confecciona hace siete décadas las bandas que llevan los presidentes de la República

Hasta el momento, diez mandatarios las han lucido cada 28 de julio, día central de las Fiestas Patrias.

28/7/2020


José VadilloVila

jvadillo@editoraperu.com.pe

El trabajo de Dante Grados Palomino se  exhibe en todas las instituciones públicas del país. La calidad en acabados y la paciencia de orfebre que pone en cada puntada han dado forma y medida a la banda que lleva el presidente de la República en su fotografía oficial.  

En su taller, en una galería de la cuadra cuatro del jirón Áncash, en el Centro Histórico de Lima, los recortes de periódicos y las fotografías hablan de una tradición familiar que conservan los Grados por más siete décadas, confeccionando esta parte vital de la indumentaria de los jefes de Estado que remiten al poder y se entrega simbólicamente a la hora del “cambio de mando” y se luce a la hora del Mensaje de la Nación, cada 28 de julio.



César Dante Grados Farro nació en Huacho y elaboró, por décadas, esta prenda vital para los máximos representantes de la Patria. También confeccionó decenas de fajines que llevaron ministros de Estado. Don César Dante falleció en el 2015. 

Narra la historia familiar que César Dante, a su vez, había aprendido el arte de su padre, César, y éste de su padre. En 1949, César Dante Grados tenía 14 años y trabajaba en el taller de su hermano mayor, Jorge, cuando le tocó elaborar parte de lo que fue la banda presidencial que se impuso al general Manuel Arturo Odría, cuando el militar tarmeño asumió el cargo de Presidente de la República, justamente el 28 de julio de hace 70 años.

Ahí empezó su especialización artística y textil. La patria lo llamaba cuando un nuevo inquilino llegaba a la casa de Pizarro. 



***

Mientras el señor Grados Garro realizaba su labor cotidiana, de fabricación y restauración de artículos religiosos, de banderas y banderines, de estandartes de cofradías y mayordomías de santos patrones y vírgenes de pueblos y provincias, y la confección de ropa clerical (nótese que es vecino de los hermanos franciscanos), llamaban a la puerta de su taller familiares, amigos o cercanos a los mandatarios -inclusive, alguna vez, un ministro de Estado en persona- para encargarle la delicada y casi secreta misión de confeccionar, a la medida, aquella prenda con los colores de la rojiblanca y el oro de los incas. 

Significaba amanecerse para que el trabajo artístico, con el bello escudo nacional bordado hilo por hilo, quede lo más cercano a la perfección y sea exhibido sobre el terno del mandatario en Fiestas Patrias. 



***

Como sucede en la historia de muchos emprendedores, la casa de la niñez que recuerda Dante Grados Palomino, también era el taller donde su papá trabajaba junto a sus operarios. Ahí, desde la niñez, los seis hijos aprendieron el buen oficio de elaborar los bastidores y el arte de bordar.

Si bien dejó el oficio a los 15 años, a los 22, Dante retornó al bordado y, desde entonces, se especializó y diversificó en el negocio familiar. Las bandas de los presidentes Pedro Pablo Kuczynski y Martín Vizcarra son de su total autoría.



***

Ante la mirada de santos y vírgenes de yeso y estampitas, cuenta que la banda presidencial llevaba tradicionalmente el escudo a la altura del muslo (como las que lucieron Fernando Belaunde en su segundo mandato y Alan García Pérez, en su primer mandato). Posteriormente, desde el 2006, el detalle patrio se luce a la altura del pecho. Dicha novedad del diseño, se conserva hasta la actualidad.



Para la elaboración de la banda del primer mandatario, se utiliza la tela fina y lustrosa llamada “raso francés”. La borla, por su parte, es una madera revestida con hilos metálicos bañados en oro de 14 quilates, con los que se confeccionan las “hojas de roble” -símbolo del poder militar y político en la tradición germana- y un fleco de canelón dorado.

Su bordado puede tomar tres meses y el de un fajín ministerial, siete días. Este último, no es entallado, sino que un pasador le permite ajustarse a la cintura del convocado y las borlas queden al mismo nivel. La obsesión por los detalles en la banda presidencial y el uso de los mejores materiales, los Grados lo aprendieron de don César Dante, quien estudió pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes. Un artista.



Lupe Bardales, ayuda a su esposo de Dante Grados Palomino, tal como en su momento Isabel Palomino ayudó a don César Dante. Pero, en su momento, en las labores del taller se han involucrado toda la familia: la hermana de Grados, sobre todo. Hoy, en tiempos de la pandemia del coronavirus, Lupe y Dante trabajan con mascarillas y tomando las medidas de bioseguridad.

***

Cabe precisar que las bandas presidenciales, no se lavan. Por ello, algunos mandatarios, encargaron más de una banda a los Grados, estos artistas que ponen el símbolo del poder al largo, ancho y altura de cada inquilino de la casa de Pizarro. 



Dato

La familia Grados ha confeccionado bandas presidenciales a Manuel Odría, Manuel Prado, Fernando Belaunde, Alan García, Alberto Fujimori, Valentín Paniagua, Alejandro Toledo, Ollanta Humala, Pedro Pablo Kuczynski y Martín Vizcarra.

Lea el editorial de El Peruano