Tipo de cambio:

Compra: 3.590

Venta: 3.592


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 27

de setiembre de 2020

PERJUDICARÍA A LAS PERSONAS DE LOS ESTRATOS SOCIOECONÓMICOS MÁS VULNERABLES

Fijar topes a las tasas de los créditos afecta la reputación del país

Esta medida podría implicar menor acceso al financiamiento para los clientes con menores ingresos y un aumento del costo real.

16/9/2020


Malena Miranda

mmiranda@editoraperu.com.pe


Las propuestas de aplicar límites al precio del dinero que cobran las entidades financieras por los préstamos que conceden parece no serían una buena alternativa para los peruanos. 

Hay varios países que utilizan topes a las tasas de interés de los créditos, pero la experiencia internacional demostró que el empleo de límites a los costos de financiamiento no fue favorable, asegura el superintendente adjunto de banca y microfinanzas de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), Jorge Mogrovejo, en el Congreso de la República.

Entre los efectos de la aplicación de fronteras a las tasas de interés de las colocaciones en otros países, según la SBS, se tiene la menor profundización financiera, la disminución del número de deudores con nuevos créditos, mayor concentración y menores licencias de entes financieros, poco acceso al financiamiento por los clientes con menores ingresos, aumento del costo real de los préstamos vía mayores comisiones, incremento de créditos ilegales o informales y riesgo de estabilidad de pequeños entes financieros.

Coyuntura

“Los proyectos que buscan imponer límites a las tasas de interés [de las colocaciones, especialmente a los de consumo] ocurren en el contexto de crisis por el covid-19, pero su efecto excede lo coyuntural”, precisa la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc).

Estos planteamientos de poner límites a los costos de los créditos están alejados de la pandemia, asevera el economista Javier Zúñiga al Diario Oficial El Peruano.

“La economía social de mercado no lo permite. Si se coloca un tope a los costos de financiamiento, se quita la posibilidad a la oferta y demanda de las tasas de interés de los créditos. Esta eventualidad se abordó innumerables veces y va contra la teoría”, manifiesta.

Con estas propuestas legislativas se perjudica la reputación del Perú, pues cuando acuda al mercado internacional a vender bonos soberanos le costarán más caro debido a que el país es observado como riesgoso, advierte Zúñiga.



El precio por el dinero que prestan las entidades financieras para consumo y microempresas son mayores, principalmente porque estas empresas asumen una mayor probabilidad de riesgo de no pago de estos prestatarios.

Otro aspecto es que los gastos operativos de atender los créditos a este segmento son más altos.

Los controles se hacen sobre la tasa efectiva anual (TEA), por lo que al aplicarse la tasa de costo efectivo anual (TCEA) promedio (que incluye la TEA, las comisiones y otros gastos) para una tarjeta de crédito Visa clásica en el Perú se aplica un menor porcentaje frente a los otros países, señaló la SBS.

Colombia y Chile compensan con comisiones más altas los topes a las tasas de interés. En el Perú, los entes financieros no podrían hacerlo porque la regulación es muy estricta en esa materia y se restringirían los préstamos, sobre todo a los sectores más riesgosos.

Impacto

Las entidades (especializadas) tendrían que buscar clientes menos riesgosos o salir del mercado, comenta el jefe de Estudios Económicos de Asbanc, Sergio Urday.

En un informe de Asbanc detalla que si se impusieran límites a las tasas de interés de 1.5 veces en el costo promedio del sistema financiero, lo que pasaría es que en el segmento de créditos de consumo seis empresas financieras excederían esa frontera, saldrían del sistema o tendrían que dejar de atender a 1.8 millones de clientes.

En tanto que en las colocaciones a la pequeña empresa, 18 entidades sobrepasarían ese techo y alrededor de 310,000 clientes tendrían dificultades para acceder a financiamiento. En el caso de créditos a la microempresa, siete empresas financieras superarían dicho tope y cerca de 768,000 clientes verían restringido su acceso a los préstamos, sostiene el gremio bancario.

Informalidad financiera e historial crediticio

La informalidad financiera no permite conocer el historial crediticio de los clientes con pagos puntuales, situación que los puede mantener en un círculo vicioso de altas tasas de interés, comentó la SBS.

“Los prestamistas informales pueden tener buenos pagadores, pero nadie sabe el historial crediticio de estos deudores y pueden estar condenados a seguir este círculo vicioso de tasas altas”, sostuvo Mogrovejo.

“A diferencia de los clientes del sistema financiero formal, que ingresan con costos de financiamiento altos, pero en el tiempo logran tasas menores a medida que cumplen con sus pagos”, destacó.

En el mercado informal, las tasas de los préstamos superan ampliamente a los costos de financiamiento del sistema financiero formal, refirió.

Los planteamientos de establecer límites a las tasas de interés a las colocaciones en el país favorecen los créditos informales y perjudica a las personas más vulnerables, enfatizó anteriormente el presidente de Asbanc, Martín Naranjo.

Cifras

6’306,342 deudores con créditos de consumo existen en el sistema financiero a julio del 2020, informó la SBS.

3’453,535 personas tienen préstamos de consumo al cierre de julio del 2020.

66,972’292,000 soles suman los créditos de consumo en el sistema financiero a julio de este año, según la SBS.

Lea también en El Peruano