Tipo de cambio:

Compra: 3.291

Venta: 3.293


Año del diálogo y la reconciliación nacional
SÁBADO 22

de setiembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

ANÁLISIS

Flexibilidad laboral y cultura corporativa

Durante mucho tiempo, el símbolo del trabajo en una empresa era el cubículo, ese espacio cerrado y casi hermético en que cada empleado desarrollaba su mundo desconectado del resto, como una isla. Hoy, esa cultura no es la más idónea. Las empresas empiezan a adoptar, poco a poco, la flexibilidad laboral y a entender que esta transformación surge a causa de la necesidad de tener cambios, de dejar atrás trabajos y horarios rígidos. Hoy se va permitiendo una mayor comodidad y adaptación en la oficina y en el personal, con el objetivo de aumentar la productividad, el rendimiento y la satisfacción de los trabajadores.

3/3/2018


Vanessa Vílchez

Ingeniera de sistemas

La flexibilidad laboral es, en gran parte, hacer uso de la informática y de las plataformas online para desarrollar desde cualquier lugar nuestro trabajo. Cuando una empresa implementa la flexibilidad laboral está buscando generar mayor productividad para alcanzar las metas empresariales y que los trabajadores logren el tan anhelado equilibrio laboral y personal.

La realidad, entonces, nos lleva a modelos colaborativos y flexibles que permitan a los empleados tener más autonomía, a cambio de una mayor productividad.

Los resultados pueden ser muy positivos. Una reciente encuesta realizada por Wakefield Research a unos 1,300 profesionales de oficinas en los Estados Unidos arrojó que al menos 69% de ellos desarrollaba sus labores regularmente de manera remota, y el 87% percibía consecuencias beneficiosas gracias a esta modalidad de trabajo: incremento de la productividad (50%), reducción de la rotación de empleados (35%) y mayor atractivo de la empresa para los candidatos más talentosos (34%).

Para lograr una implementación exitosa del smart working, es imprescindible contar con soluciones tecnológicas integradas como la compartición de archivos de manera segura, virtualización de aplicaciones y escritorios, soluciones de gestión de dispositivos móviles y otros recursos que permitan trabajar en cualquier momento y lugar.

Estas herramientas deben ser capaces de brindar no solo flexibilidad y rapidez, tranquilidad de que el flujo de información compartida o sincronizada se hace a través de conexiones seguras. Así, se pueden implementar modelos mixtos de fuerza laboral móvil –dotados de smartphones con los aplicativos de negocios necesarios– y de espacios colaborativos en una misma oficina, dejando de lado la “cultura del cubículo” en la que nos encerrábamos tradicionalmente.

La realidad de la flexibilidad laboral está moviéndose rápidamente y adoptándose en diferentes escenarios donde se requiere de equipos que se integren de manera dinámica en espacios colaborativos fijos y móviles. En ese punto medio, entre un modelo tradicional que se moderniza y uno que es totalmente de vanguardia, se encuentra la clave del éxito empresarial de hoy.