Tipo de cambio:

Compra: 3.421

Venta: 3.422


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 2

de junio de 2020

Fueron dados de alta 59 residentes de los centros a cargo del Inabif, tras recuperarse del covid-19

Se han implementado tres refugios temporales para atender a niñas, niños, adolescentes y adultos mayores sin protección familiar.

21/5/2020


Debido a la intervención oportuna, a los cuidados del personal del Programa Integral Nacional de Bienestar Familiar (Inabif) y a una buena nutrición, 59 niñas, niños y adolescentes de los Centros de Acogida Residencial (CAR) del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp) fueron dados de alta epidemiológica, según lo establecido por el Ministerio de Salud, tras haber sido diagnosticados del coronavirus, precisando que todos los casos fueron asintomáticos.

El Mimp, por medio del Inabif, alberga (a abril) 1,635 niños, niñas y adolescentes, 391 personas adultas con discapacidad y 177 personas adultas mayores en los CAR a escala nacional.

Al 18 de mayo continúan en situación de aislamiento 13 niñas, niños y adolescentes, 16 personas adultas mayores y 19 personas con discapacidad, de las que solo una persona con discapacidad está hospitalizada.  

En cuanto al personal de los CAR, de un total de 436 trabajadoras y trabajadores que pasaron la prueba, 72 de ellas y ellos resultaron positivos. Al 18 de mayo, 31 trabajadores han sido dados de alta epidemiológica, según lo precisa el Minsa.

“Todos nuestros residentes y el personal de los CAR identificados con covid-19 han cumplido estrictamente las medidas de aislamiento, dispuestas por el Minsa, contando con la provisión del material de protección personal y las medidas de limpieza y desinfección pertinentes”, sostuvo la directora ejecutiva del Inabif, Jessyca Díaz Valverde.

La funcionaria precisó que “la identificación de estos casos ha sido resultado de las coordinaciones de la institución con las distintas Direcciones de Redes Integradas del Minsa para la aplicación de pruebas rápidas y moleculares en residentes y trabajadores del Inabif. También estamos gestionando la compra de kits de pruebas rápidas, a fin de realizar la detección temprana en los trabajadores que retornarán a la modalidad de trabajo presencial, tal como lo establece la directiva del Minsa”.

Medidas de prevención
Desde antes del inicio de la emergencia sanitaria, el Inabif reforzó las medidas de bioseguridad en los centros a escala nacional y en los refugios temporales. Entre las acciones adoptadas están las relacionadas con las medidas de higiene, la entrega del equipo de protección personal, la suspensión del ingreso de personas ajenas al centro, la adopción de prácticas de bioseguridad en la atención y la manipulación de alimentos; así como estar alertas para identificar signos de la presencia de la enfermedad.

Del mismo modo, se establecieron jornadas atípicas de las y los trabajadores de los centros que vienen cumpliendo el aislamiento social obligatorio y acompañan a nuestra población vulnerable.

“Hemos constituido un equipo especial de profesionales para actuar como un comando covid-19 del Inabif. También tenemos la importante colaboración de profesionales del Instituto de Medicina Tropical Alexander Von Humboldt de la Universidad Cayetano Heredia, los que orientan especialmente la atención de los casos sospechosos y confirmados”, señaló Díaz Valverde, quien además detalló que la recuperación de residentes y trabajadores es monitoreada permanentemente por un equipo de salud del Inabif, el que les mide la temperatura e identifica algún síntoma como tos, fiebre o malestar.

Refugios temporales
Durante la emergencia sanitaria, el Mimp, por intermedio del Inabif, implementó tres refugios temporales (ubicados en San Juan de Lurigancho, Pueblo Libre y Villa María del Triunfo), donde se atiende a personas adultas mayores, niñas, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad (abandono o víctimas de violencia). Esta población, antes de ser albergadas, se hallaba en la vía pública, expuesta al contagio del covid-19. La medida evita nuevos ingresos a los CAR mientras dure el estado de emergencia, con el fin de prevenir la propagación del covid-19.

En los refugios temporales de niñas, niños y adolescentes (NNA) se realizaron 29 pruebas a las y los menores de edad, de los cuales se tienen tres casos asintomáticos del covid-19. Mientras que en el refugio de personas adultas mayores de los 43 usuarios y usuarias que pasaron por la prueba de descarte del virus, 24 presentaron casos positivos por covid-19. En cuanto al personal de los tres refugios, 18 trabajadores resultaron positivos.

Por otro lado, durante el período de pandemia fallecieron tres trabajadores que no realizaban trabajo presencial en el centro. Uno estaba de licencia con goce de haber por ser persona de riesgo debido a su edad -se presume que su defunción fue a causa del virus, puesto que no tenía diagnóstico-. 

El otro trabajador del equipo de Educadores de Calle, en Loreto, realizaba trabajo no presencial. La tercera trabajadora tenía licencia por su estado de salud. A las familias se les brinda soporte emocional y psicológico para superar la pérdida.

Lea también en El Peruano