Tipo de cambio:

Compra: 3.378

Venta: 3.381


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
VIERNES 23

de agosto de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

APROXIMACIONES

Fuerzas morales de una cultura anticorrupción

En la cultura peruana originaria se manejó una ética cósmica a partir del cumplimiento del deber y del derecho basado en la costumbre de manera ejemplar.

9/2/2019


José Antonio Ñique de la Puente

Catedrático de la Escuela de Posgrado de la Universidad Wiener

Los incas trabajaban cantando y bailando, y el trabajo no era un medio, sino el fin de la existencia. Los principios generales de su propia moral y derecho eran el Ama Sua: no seas ladrón, el Ama Llulla: no seas mentiroso y el Ama Quella: no seas flojo. Los delitos eran duramente sancionados, pero con la conquista se rompe ese equilibrio.

La corrupción vino desde afuera, lo que depravó nuestros valores y se estableció estructuralmente en nuestro país durante la colonia, antes y después de la independencia, lo que afectó a la sociedad de tal manera que don Manuel González Prada exclamó que en el Perú donde se pone el dedo salta la pus.

Jorge Basadre, Alfonso Quiroz y Ludwig Huber, entre otros ilustres autores que han estudiado a fondo el tema, nos explican la corrupción como un fenómeno cultural que se ha agudizado por la falta de una educación basada en valores, en principios, que necesitamos recuperar mediante la formación de una ética superior basada en el humanismo, expresado ya en la filosofía del estoicismo griego y latino: a) Cumplimiento de los deberes, b) Autocontrol y autodominio c) Vivir de acuerdo con la razón, que es vivir de acuerdo con la naturaleza.

Necesitamos impulsar una educación que desarrolle lo que el filósofo argentino José Ingenieros denominó “fuerzas morales” porque “el hombre solo da hasta donde da su conciencia” y en la actualidad carece de esas fuerzas con las que debe enfrentar la corrupción y la impunidad en todos los planos, y en todas las etapas de la vida.

¿Qué debemos hacer para ejercitar esas fuerzas morales tan necesarias en estos momentos?

La respuesta tiene que ver con nuestra propia actitud frente al problema. En ese sentido, debemos promover: a) Una cultura de amor a la familia, a la patria y a la humanidad, donde la dignidad humana y la probidad deben ser el fundamento de la sociedad y del Estado; b)Una cultura anticorrupción con maestros y maestras en todos los niveles de la educación y de la alfabetización, utilizando libros de autores que hayan tocado el tema sin tabú (Jorge Basadre, entre otros) y como en México, donde el libro de Alfonso Reyes Cartilla moral (1952), ha sido reeditado por el nuevo gobierno para educar a su pueblo, c) Impulsar el patriotismo constitucional en vísperas del bicentenario de nuestra independencia porque solo así, con verdadero sentimiento patrio, superaremos este momento de gran corrupción, término que significa la destrucción de los sentimientos morales de la persona humana. d) Finalmente, debemos promover y valorar la educación cívica, ética y moral dentro de una cultura peruana anticorrupción.