Tipo de cambio:

Compra: 3.545

Venta: 3.548


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 7

de agosto de 2020

FÚTBOL DE EXPORTACIÓN

Renato Tapia fue presentado en el Celta de Vigo de España

Suman 27 los peruanos que integraron clubes de la Primera División.

1/8/2020


Renato Tapia fue presentado oficialmente como nuevo jugador del Celta de Vigo de España y se convierte en el vigésimo sétimo peruano en militar en LaLiga y el tercero en vestir la camiseta Celeste, igual que hicieron anteriormente sus compatriotas José Guillermo ‘Chemo’ Del Solar y Juan Jayo. 

El centrocampista nacional, que firmó un contrato para las próximas cuatro temporadas, dijo estar “muy feliz” tanto por su llegada al conjunto gallego como por el recibimiento que tuvo en sus primeros días en la ciudad.

“Un futbolista valora el poder jugar y todas esas cosas, pero el motor familia a mí me mueve mucho más. Sentimos que Vigo era una ciudad que nos iba a hacer sentirnos como en casa, y eso nos ha ayudado muchísimo a decidirnos”, puntualizó.

Tapia, que lucirá en el dorsal el 14, no esconde que el nivel que se encontrará en LaLiga Santander será “un poco más alto” que el de la Eredivisie (liga holandesa), donde vistió las camisetas de Twente, Willem II y Feyenoord.

“Codearte con equipos de la Liga de Campeones y la Europa League me ha ayudado a mejorar ese nivel, pero el de LaLiga [la de España] es un poco más alto, así que habrá que adaptarse lo antes posible”, confesó el futbolista, que venía siguiendo al Celta desde que fichó al internacional sueco John Guidetti.



La marca Perú

La presencia de los connacionales en la primera división española comenzó hace 62 años y tuvo como protagonistas a Juan Seminario, Hugo “Cholo” Sotil, Juan Carlos Oblitas y Germán Leguía.

El primero en dar el salto a España fue el centrocampista Alberto Loret de Mola en 1958, al disputar dos temporadas con Las Palmas, donde anotó seis goles en 31 cotejos. En 1959, el delantero Miguel Loayza recaló en el Barcelona, pero solo jugó dos partidos de Copa en dos campañas.

Mucho mejor le fue al artillero Juan Seminario, quien con 25 goles en 30 partidos con el Zaragoza (1961-1962) se convirtió en el tercer máximo goleador extranjero de la liga, tras el argentino Alfredo Di Stéfano y el húngaro Ferenc Puskás, que lo hicieron con el Real Madrid.

Seminario es hasta ahora el único jugador de la historia del Zaragoza en terminar como máximo goleador del campeonato español. Luego se puso la camiseta del Barcelona (1965-1967) para marcar 48 goles en cien partidos y ganar la Copa de Ferias (1966). Antes de regresar al país, también jugó en el Sabadell (1967-1969).

Zaragoza reemplazó a Seminario con Sigifredo Martínez (1962-1966), que sin haber debutado en la primera división del Perú llegó al equipo maño con 19 años y ganó dos copas de España (1964 y 1966) y una Copa de Ferias (1964), para después pasar al Elche (1967-1970).

Durante la misma época, el centrocampista Óscar Montalvo vistió la camiseta del Deportivo de La Coruña (1962-1967).

Nombres históricos

Sin duda, el futbolista inca más recordado en su paso por España es Hugo “Cholo” Sotil con la camiseta del Barcelona (1973-1975), donde en su primera temporada formó delantera con el holandés Johan Cruyff para llevar al equipo catalán a terminar con una sequía de catorce años sin ganar la liga.

Al mismo tiempo, el delantero Juan Carlos Oblitas, actual director deportivo de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), pudo jugar muy poco con el Elche (1975-1976).

En el equipo ilicitano coincidieron a mediados de los 80 el defensa Germán Leguía y el delantero Juan Caballero, y al mismo tiempo José ‘Patrón’ Velásquez tuvo su paso por el Hércules (1984-1985).

Los que no contaron con demasiada suerte y pasaron casi inadvertidos fueron Luis Redher, por el Zaragoza (1989-1990); Percy Olivares, por el Tenerife (1993-1995); Alfonso Dulanto, por el Mérida (1995-1996); Flavio Maestri, por el Hércules (1996-1997); Pablo Zegarra; por el Salamanca (1996-1998); Jean Ferrari, por el Extremadura (1998-1999); y Damián Ísmodes, por el Racing de Santander (2007-2008).

Distinto fue el caso de Miguel “Conejo” Rebosio, quien en el Zaragoza (2000-2004) se hizo uno de los baluartes de la defensa para levantar dos veces la Copa del Rey en el 2001 y el 2004.

Después jugó una campaña en el Almería, donde coincidió con su compatriota Santiago Acasiete, quien militó en el equipo almeriense del 2004 al 2012.

Christian Cueva fue desestimado por el Rayo Vallecano tras haber jugado solo 27 minutos en la temporada 2013-2014.