Tipo de cambio:

Compra: 3.515

Venta: 3.519


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 3

de julio de 2020

RESISTENCIA ABSOLUTA

Gladys Tejeda desea ir a entrenar a Kenia con las mejores del mundo [entrevista]

La maratonista no se detiene y va por la medalla en Tokio 2020

16/6/2020


Juan Sánchez Ortega

jsanchez@editoraperu.com.pe

Gladys Tejeda siempre se reinventa. Cada vez que logra un objetivo de inmediato va en busca de otro más grande, y es que cuando se trata de obtenerlo todo en el fondismo apuesta a ganar con su habitual perseverancia, lucha y pasión. La pandemia del coronavirus no ha disminuido esas ganas de triunfar en Tokio 2020, sus terceros Juegos Olímpicos a los que irá con la ambición de colgarse la medalla, y para eso buscará entrenar en Kenia con los mejores del mundo.

–¿Gladys, te ha afectado permanecer en cuarentena?

–Me dediqué a entrenar, pero no tan fuerte porque gracias a Dios el inicio del estado de emergencia coincidió con el tiempo de descanso que una maratonista debe tener luego de una dura carrera. Justo volvía a Huancayo de participar, en marzo, en la Maratón de Sevilla, donde logré la clasificación a los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

–¿Cómo asumes el hecho de que el Presidente de la República te ponga como ejemplo de lucha?

–Me siento orgullosa de que el Presidente me haya nombrado. Es una forma de valorar el trabajo y esfuerzo que hacemos, sobre todo, los fondistas. Eso me da alegría. Me brinda más fuerzas para seguir adelante. Tengo objetivos trazados y la pandemia no ha menguado eso.

–¿Qué mensaje le darías al pueblo peruano que lucha por vencer al coronavirus?

–Estamos viviendo un momento complicado. Se necesita fuerza, mucha voluntad porque es un camino muy largo el de esta pandemia. Es una batalla y tenemos que sacar fuerzas, armarnos de mucha valentía y coraje para vencer. Debemos mantenernos unidos y ayudarnos entre nosotros. No perdamos la paciencia, la fe y la esperanza de que vamos a recuperarnos.



–Tú jamás te quejas de las situaciones adversas y siempre las minimizas.

En mi vida siempre he intentado convertir lo negativo en positivo. No nos podemos ahogar sin luchar. Antes de participar en la Maratón de Sevilla contraje una lesión muy fuerte que me hizo entrar en un estado crítico en la columna, la cual me imposibilitó caminar y sentarme. En octubre del año pasado estuve mal y a mediados de noviembre me recuperé y pude ir a Colombia a entrenar. Sé que a España no llegué en mi mejor rendimiento.

–¿En algún momento temiste que ya no ibas a poder correr por esa lesión?

–Yo siempre digo que Dios es grande porque me fue muy bien en Sevilla a pesar de que había un poco de dolor al correr. Tuve que ser fuerte, todo dependía de mí. La doctora me dijo que sería complicado que retome mi forma porque tenía que comenzar de cero e iba a demorar mucho tiempo para volver a las pistas.

–¿Ya empezaste los entrenamientos de rigor al aire libre?

–El aislamiento me ayudó a recuperarme bien y hacer trabajos de fortalecimiento. Ahora que hay luz verde para ejercitarse me voy varios kilómetros fuera de Huancayo a correr. Creo que mi lesión regresa cuando estoy inactiva.

–¿La medalla de oro en los Juegos Panamericanos Lima 2019 fue tu punto de quiebre?

Es lo mejor que me ha pasado en la vida. Son momentos inolvidables que tengo para contarle hasta a mis nietos. Sentí de cerca el cariño de la gente en todo momento. Me ha servido para madurar más y abrirme más puertas en mi deporte.

–¿Qué le falta a tu trayectoria para que sientas que alcanzaste todo?

–Tengo varios objetivos por cumplir. Si lo comparo con una maratón, entonces todavía estoy en la mitad. Me falta estar en el podio de unos Juegos Olímpicos y ganar en un mundial. Bajar mi marca en la maratón (2 horas 27 minutos y 7 segundos) a 2 horas 24 o 2 horas 23 minutos y en la media maratón. También ir por los 10,000 y 5,000 metros.



–¿Qué significa para ti el atletismo?

–Es mi vida, mi pasión. No me imagino dejarlo en algún momento porque me sentiría vacía. Mi vida es muy completa con el deporte. Yo corro porque me encanta. No solo se trata de transitar largos kilómetros, también uno debe alimentar ciertos detalles para triunfar.

–¿Tienes planificado tu entrenamiento previo a Tokio 2020?

–Esperemos que todo esto pase porque a fin de año tengo una competencia programada. El aplazamiento de los Juegos Olímpicos me permite tener más tiempo para hacer una base de entrenamiento buena. Quiero ir a Kenia para ver de cerca cómo trabajan los corredores, eso me ayudaría en la parte psicológica porque estaré con los mejores del mundo.



–¿Sigues bajo el entrenamiento del profesor mexicano Rodolfo Gómez?

–No. Ahora tengo como preparador a Waldir Ureta, quien siempre está al tanto de todos mis movimientos. Si uno tiene un entrenador es para que te monitoree a cada momento y no para que se mantenga de viaje todo el tiempo. Waldir me acompañó a la Maratón de Sevilla. Con él tenemos buenos proyectos como sacar nuevos valores para el fondo.

–¿Crees que la decisión de Inés Melchor de dejar el atletismo es apresurada?

–Cada deportista tiene sus metas personales, pero la salida de Inés sería un golpe duro para el fondismo peruano, sobre todo porque es una disciplina más individual que colectiva. Hoy en día carecemos de nuevas figuras importantes y con las cualidades que tiene ella.