Tipo de cambio:

Compra: 3.320

Venta: 3.325


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 26

de enero de 2020

HOY ES EL DÍA DEL GUARDAPARQUE PERUANO

Guardianes de la biodiversidad

El trabajo de estos hombres y mujeres es arduo en los parques nacionales de Costa, Sierra y Selva. Se especializan para velar por la conservación y el aprovechamiento sostenible.

6/12/2019


Allá, en la soledad del monte, Roger siente que su padre siempre lo acompaña. En esas oquedades donde patrulla, y en cualquier momento, puede aparecer una serpiente venenosa o un “infractor”, y la situación se puede tornar violenta. Donde acampan los cazadores ilegales en busca de majaces, sajinos, armadillos… roedores de carnes cotizadas en Iquitos y otras urbes amazónicas

Roger Alvarado Isla siempre le reza a su padre, que falleció en febrero y estaba orgulloso de su compromiso con el cuidado del medioambiente y sus reconocimientos logrados con 24 años.

Trabaja en el puesto de vigilancia y control Irapay, de la Reserva Nacional (RN) Allpahuayo Mishana, en la cuenca media del río Nanay, en la región Loreto.

Él se encarga de los registros fotográficos de la biodiversidad de la R. N. Las publica en las redes sociales del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) y coordina con la sede central sobre las diversas actividades de difusión de educación ambiental.

El trabajo de los 4 guardaparques del puesto de vigilancia (3 oficiales y 1 voluntario) demanda regímenes laborales de 30 por 11 o 44 por 16.

De acuerdo con el cronograma, Roger se turna con sus colegas para afrontar las actividades de patrullaje y control en esta R.N., creada hace 15 años y ubicada en el kilómetro 28 de la carretera Nauta-Iquitos. Por ende, se trata del sector más turístico de la Allpahuayo Mishana y se brinda un guiado a los visitantes.

¿Cómo uno llega a ser guardabosque?, pregunto. Roger nació en Iquitos y es bachiller de Ingeniería en Gestión Ambiental de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana. Cuando era estudiante fue invitado para vivir la experiencia de ser guardabosque voluntario en la R. N. Pacaya-Samiria. Era el 2016.

Es que aún siendo estudiante, también, Roger había fundado el Grupo Ambientalista Nueva Amazonía (GANA), que fue reconocido con el Premio Nacional Ambiental Antonio Brack Egg 2017 gracias a la experiencia Juntos por una Nueva Amazonía.

El año pasado ingresó como guardaparque oficial en la R. N. Allpahuayo Mishana. Y fue también un año de reconocimientos: logró el Premio Internacional Líder Emergente por su labor en pro de la educación ambiental en la capital iquiteña.



Este abril, el Ministerio de Educación le otorgó el Premio Nacional Aliados por la Educación. Y en setiembre fue uno de los 10 ganadores del premio Protagonistas del Cambio, gracias al emprendimiento Sembrando Vida en la Amazonía, que reforestan, junto con una treintena de voluntarios, las avenidas principales de la ciudad de Iquitos con 700 árboles nativos.

“Me gustaría que las personas puedan conocer cuán importante es la conservación del medioambiente. Es una tarea ardua, pero se puede efectuar en cualquier parte del país. Siempre trato que las actividades de educación ambiental continúen, pero también de comprometer a las autoridades para que valoren la conservación y más adelante no tengamos problemas”, dice Roger.

Con la autorización de su jefe, el joven guardaparque quiere repetir con las comunidades asentadas en la R. N. Allpahuayo Mishana las actividades sobre las temáticas de cuidado. Con el respaldo de Sernanp, Roger ya empezó un pequeño programa de voluntarios con 10 jóvenes. Al verlos, él se imagina y recuerda cómo llegó y se ilusionó con esta profesión. Tal vez, más adelante, se conviertan en guardaparques oficiales.

Sobre guardaparques

En el 2009, el Sernanp comenzó su labor con 164 guardaparques. Cuenta ahora con 735 guardaparques oficiales. Es decir, 448% más de personal a cargo de las 76 áreas naturales protegidas (ANP) del Perú.

Su misión de conservación de las ANP incluye las actividades de vigilancia y control, monitoreos, educación ambiental, orientación al visitante y actividades de extensión diversas, además de coordinar acciones entre el Estado y las comunidades locales.

Por medio de los guardaparques, el Sernanp promueve que la población local se involucre en esta labor. Ello ya permitió mejorar la calidad de vida de más de 1,871 familias. Se busca que continúen cambiando el chip y dejen el aprovechamiento de subsistencia por el aprovechamiento comercial. Todo, respetando los ecosistemas. Hay casos, inclusive, de exportadores surgidos de esta dinámica entre guardaparques y comunidades.

De acuerdo con Sernanp, ya se beneficiaron 8,000 familias gracias al aprovechamiento de recursos naturales en las ANP y sus “zonas de amortiguamiento”, por un monto de 85.5 millones de soles. (José Vadillo Vila)



Bomberos forestales

La labor de conservación requiere que los guardaparque se especialicen como buzos, educadores ambientales y bomberos forestales, así como en rescate, alta montaña e interpretación ambiental. 

Durante los dos años recientes, Sernanp ha formado a más de 200 guardaparques bomberos forestales. También se capacitó a más de 1,000 brigadistas comunales en las regiones más vulnerables: Arequipa, Cajamarca, Cusco, Lambayeque, Pasco y Tumbes. 

Este año, los 200 guardaparques bomberos forestales atendieron 24 incendios forestales: 13 en las ANP y su entorno próximo, y uno en la fortaleza de Kuélap. Hasta agosto de este año ya se reportaron 1,300 hectáreas afectadas en las ANP por las condiciones climáticas y la acción humana.

Datos

664  guardaparques son hombres y 71, mujeres.