Tipo de cambio:

Compra: 3.373

Venta: 3.379


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 18

de noviembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Hacia una cultura de prevención

En los últimos años se han emitido en el país normas importantes para la promoción del trabajo decente en condiciones de dignidad, equidad y seguridad, así como para el desarrollo de un sistema integral de riesgos en SST.

8/5/2018


Más de dos millones de personas fallecen anualmente en el mundo como consecuencia de enfermedades o accidentes de trabajo; es decir, alrededor de 317 personas pierden la vida cada hora por dichas causas en el orbe. El Perú no es ajeno a esta realidad, no obstante los esfuerzos del Estado por promover el cumplimiento de las normativas laborales e impulsar una cultura de prevención en materia de seguridad y salud en el trabajo.


En los últimos años se han emitido en el país normas importantes para la promoción del trabajo decente en condiciones de dignidad, igualdad, equidad y seguridad, así como para el desarrollo del sistema integral de gestión de riesgos del trabajo, que permita anticiparse a estos y adoptar medidas para afrontarlos.

En esa línea, la Ley Nº 29783, de seguridad y salud en el trabajo (SST), tiene por objetivo promover una cultura de prevención de riesgos laborales por medio del deber de prevención de los empleadores, el papel de fiscalización y control del Estado y la participación de los trabajadores. De igual modo, el Decreto Supremo Nº 005-2012-TR aprobó el Plan Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2021.

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), asimismo, ha cumplido con plasmar no solo una directiva general asociada a la prevención de riesgos en materia del trabajo, sino también, de manera mucho más específica, ha previsto y dispuesto los criterios para mitigar los riesgos en los sectores electricidad, construcción civil, energía, entre otros.

Además, mediante la Intendencia Nacional de Prevención y Asesoría, genera espacios de difusión de esta normativa, y facilita instrumentos que les permitan a las personas –en tanto empresarios, trabajadores o potencialmente empleables– identificar los déficits y carencias de los sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo elaborados al respecto.

En este esfuerzo, es meritoria la decisión de sensibilizar a la comunidad laboral sobre los nuevos estándares de la seguridad y salud en el trabajo que trae consigo la ISO 45001, la primera norma internacional de seguridad y salud laboral del mundo, aprobada el pasado 12 de marzo por la Organización Internacional de Normalización. Dicha herramienta ha sido diseñada para proporcionar nuevos y mayores estándares, a fin de contar con un lugar de trabajo más seguro para los colaboradores y personas del entorno laboral, evitando fallecimientos, lesiones y problemas de salud relacionados con el trabajo o accidentes laborales.

Si bien no solo basta contar con buenas normas, los esfuerzos anotados hacen prever avances sustanciales en el cumplimiento de los compromisos asumidos por un trabajo seguro no solo ante la OIT, sino también con los acuerdos de promoción económica, aunque –a decir verdad– lo fundamental es que ellos sean exigidos y compartidos por toda la población en señal de una sociedad que camina y se afirma más en el respeto de los derechos de los trabajadores, como un factor positivo para la productividad y el desarrollo económico.