Tipo de cambio:

Compra: 3.284

Venta: 3.286


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 17

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

HENRY GURMENDI. DIRECTOR

“Hay que apostar para crecer”

Henry Gurmendi, reconocido director, nos habla sobre la escena del teatro musical y su puesta Eres bueno, Charlie Brown.

14/4/2019


Cecilia Fernández Siivori

mfernandez@editoraperu.com.pe

Toda una vida consagrada al arte y al teatro musical con especial entrega, el director peruano Henry Gurmendi nos habla sobre el panorama de las artes escénicas peruanas. Gurmendi tiene en su haber innumerables montajes, entre los que destaca Avenida Q, Annie, Grease, Fiebre de sábado por la noche y La era del rock. Hoy regresa con  Eres bueno, Charlie Brown, una apuesta  por el teatro musical de alta factura en el teatro Mario Vargas Llosa de la Biblioteca Nacional del Perú.

–¿Existe un factor que hace que algunos destaquen en este mundo y otros no?

–El factor es el estudio. En estos años decidí forjar talento, hacer cantera y así nació la escuela D’ Art. Todos los talentos que destacan tienen en común que tomaron su entrenamiento como lo principal.

–Con tu experiencia, ¿qué disciplinas requieren mayor reforzamiento en el teatro musical?

–Hay tres disciplinas que van de la mano; aunque la interpretación o actuación es fundamental, sin duda, en todas las áreas. Las dificultades asoman dependiendo de las facilidades del alumno en sus artes. Encuentro a muchos actores que cantan, pero no bailan. Erróneamente se cree que solo el canto es necesario para el teatro musical y descuidan su formación en la danza. Así que, con esa perspectiva, considero que la danza es un factor que se debe reforzar en los actores que cantan. Hay que recordar siempre que el intérprete en el teatro musical es el actor que puede cantar y bailar.

–En cuanto a producciones teatrales, ¿qué aspectos necesita reforzar el teatro nacional?

–Sin duda, la enseñanza correcta del teatro musical es algo que aún se necesita reforzar en nuestras cunas de artistas profesionales. Las entidades superiores no le dan la importancia que necesita. Se está haciendo teatro musical y con resultados muy interesantes, hemos tenido títulos importantes en nuestra cartelera local. Eso es un gran aliciente para empezar a mejorar nuestras escuelas; si no apostamos, el nivel no crecerá, aún estamos en pañales.

–¿Se habla de un boom del teatro musical, es real o un espejismo?

–No creo en el boom, es un lindo espejismo. Creo que se debe trabajar en los colegios para que el futuro público entienda el valor de una función teatral. Una producción teatral es un esfuerzo humano y de dinero; se arriesga muchísimo... Cuando una producción pueda mantenerse en temporada por mucho tiempo, con sala llena, podremos hablar de un boom teatral. –¿Qué sucede en el interior del país?

–Hay un movimiento muy interesante. Está creciendo el teatro musical. Tengo contacto con instituciones de Trujillo, Arequipa, Pucallpa y Huancayo que buscan aprender más sobre este arte. Hemos hecho alianzas para que puedan formarse en D’ Art con el compromiso de que sigan difundiendo en sus localidades este bello arte.

–Se reclama siempre los grandes números musicales, ¿por qué no se hace?

–Las agencias que manejan las licencias de presentación ofrecen muchos títulos conocidos, pero muchos de ellos están con una calificación; por ejemplo, Disney no da sus licencias tan fácilmente. Pude montar dos obras licenciadas, pero luego ante la informalidad no han confiado. Pero sí creo que estamos en camino de hacer cosas grandes, solo tenemos como gran obstáculo la inversión que requiere.

–¿Por qué hacer ahora esta obra?, ¿qué tan vigente sigue Charlie Brown?

–La versión que estoy dirigiendo es la adaptada para Broadway, pero toda la puesta en escena es creada por directores locales. La elegimos porque los personajes continuarán siendo vigentes por siempre. Charlie Brown, Snoopy y sus amigos son personajes atemporales. Tocan temas tan complejos con la inocencia y la visión infantil. Este detalle hace que sus historias sean entretenidas para toda edad.