Tipo de cambio:

Compra: 3.281

Venta: 3.285


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 16

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

CLARA GÁLVEZ CASTILLO

“Hay que fortalecer al servidor público”

Afirma que con una buena gestión pública no existirá exclusión de ningún tipo.

8/5/2019


Susana Mendoza Sheen

smendoza@editoraperu.com.pe

Perfil. Es presidenta ejecutiva del Instituto Nacional de la Calidad (Inacal). Antes fue secretaria general de esta institución y pieza clave durante el proceso de creación. Tiene 30 años de experiencia en gestión pública, gracias a la cual hoy propone que las entidades del Estado usen certificaciones de calidad para posicionarse positivamente en la ciudadanía. 

De niña soñaba con ser presidenta del Perú y ayudaba a sus compañeritas del colegio en las tareas que les dejaban o problemas que tenían, recuerda. Clara Gálvez Castillo desarrolló por eso una vocación de servicio que no ha desaparecido ni con el nacimiento de sus cuatrillizos, hoy tiernos adolescentes. Ella encontró en la gestión pública su gran pasión.

Desde hace un mes es presidenta ejecutiva de Inacal, una institución del Estado responsable de crear Normas Técnicas Peruanas (NTP) para que los productos y servicios que utiliza la población sean de calidad y les genere seguridad también.

“La calidad es parte de la vida cotidiana, está presente de manera transversal en todos los aspectos: laborales, de gestión pública y privada para ser más competitivos, para la construcción de una vivienda, la mejora del transporte o diseño de uniformes”, comenta.

Clara lidera un equipo de 200 personas que trabaja en Lima y en los servicios desconcentrados móviles del Inacal que funcionan en San Martín y La Libertad. En ambas zonas hay mucho movimiento comercial y la institución ofrece servicios de calibración.

Esta prestación sirve para que las máquinas que procesan productos calibren medidas de masa, presión y volumen. Con eso los empresarios aseguran la competitividad de sus negocios en el mercado nacional e internacional, explica.

No es sencillo comprender la utilidad que tiene en la vida diaria la existencia de una institución como Inacal. Pero un ejemplo didáctico puede ayudar, dice. Si quiere construir una casa, los materiales que se usen deben cumplir con características para garantizar que sea segura.

Pasión por la blanquirroja

Clara trabajó en otras entidades de la administración pública: en los ministerios de Economía y Finanzas, Trabajo y Justicia, así como en la Superintendencia de Aduanas, entre otras. Desde que empezó su carrera en la década de los 90 sintió que había muchas cosas que hacer por el Perú.

“Me apasionó la gestión pública, me sedujo que siempre había algo nuevo que pensar y decidir para enfrentar las dificultades que se presentaban y se presentan en el día a día. Había que ser creativo para atender las necesidades del país”, afirma.

Algo que caracteriza a Clara es su extroversión y su actitud osada. Fue inquieta desde niña, nunca temió preguntar a las maestras ni a las monjas del colegio Nuestra Señora de Copacabana en el Rímac, las que no comprendían la inquietud intelectual de aquella niña.

Felizmente no amilanó ni sus maneras ni su carácter. Tal vez, porque fue hija de una mujer guerrera que siempre le enseñó que no había tiempo para hundirse en los problemas, porque siempre hay una luz al final del túnel.

Después de tres décadas, reconoce que las instituciones públicas tienen que ganarse el respeto de la población peruana, y una manera de hacerlo, señala, es utilizando certificaciones de calidad, normas de gestión como la NTP 9001 o de seguridad de la información como la NTP 27001. De esta manera aseguran calidad en sus procesos y transparencia.

“Me duele escuchar comentarios poco afortunados sobre el quehacer de servidores públicos, pero considero que es importante mejorar y fortalecer su posicionamiento. Con una buena gestión pública no existe exclusión de ningún tipo. En Inacal trabajamos para que la población tenga productos y servicios de calidad y les genere seguridad”. Clara cumple su palabra.

Hoja de vida

Es licenciada en Administración por la Universidad Ricardo Palma (2007).

Estudios de Maestría en Alta Dirección Pública, Universidad Continental – Escuela de Posgrado e Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset, España (2015).

Concluyó estudios de Maestría en Gestión Pública, de la Universidad San Martín de Porres.