Tipo de cambio:

Compra: 3.515

Venta: 3.519


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 3

de julio de 2020

Hospital del Niño de San Borja reiniciará servicio de consultas externas el 1 de julio

En mayo, el nosocomio retomó las operaciones programadas. Tanto a los pacientes que ingresan por Emergencias o por operaciones programadas, se les practica las pruebas moleculares. El INSN SB celebrará mañana siete años de funcionamiento.

23/6/2020


José Vadillo Vila


A partir del 1 de julio, el Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja (INSN SB) volverá a atender con consultas externas, anunció el director general del nosocomio, Antonio Zopfi Rubio. 

En conversación con El Peruano, el médico subrayó que esta atención será solo mediante citas que se programen llamando a la central telefónica 230-0601. 

“A los pacientes se le dará la cita a una determinada hora. La atención se realizará de acuerdo con la capacidad del aforo y cumpliendo los protocolos de bioseguridad”, dijo Zopfi.  

Al respecto, pidió a los padres de familia llegar con tiempo con sus niños a las citas para evitar la aglomeración de personas en el nosocomio de San Borja. 


Aumento progresivo de citas
Dijo que el hospital ya tiene listos los protocolos para volver con este servicio. Sin embargo, el aumento del número de atenciones será paulatino. 

“Si antes, en una mañana, atendíamos, digamos, a 200 pacientes, ahora atenderemos a la mitad. Si, por ejemplo, la especialidad de Cardiovascular tenía cuatro consultorios de atención, empezaremos con un consultorio, luego dos. Seguramente, disminuirá un poco el número de cirugías; pero, poco a poco, los porcentajes aumentarán”, explicó. 

El INSN del distrito de San Borja brinda servicios en 40 especialidades; empero, el director del nosocomio declaró que las consultas externas se iniciarán con “las especialidades más frecuentes”, entre ellas Cirugía Pediátrica, Neurocirugía y Cardiovascular. 

Debido a la emergencia sanitaria nacional por el covid-19, hoy este centro médico referencial en niños atienden a un 60% de su capacidad. El director calcula que para el 1 de julio estarán con un 80% a 85% de capacidad y avanzarán hasta llegar al 100%. 


Atención durante el covid-19 
Desde el inicio de la cuarentena nacional (16 de marzo) y durante todo abril, el hospital samborjino solo aten en el área de Emergencia. 

Entre los casos que se intervinieron de emergencia durante estos 100 días de cuarentena nacional, el equipo multidisciplinario de Cirugía Pediátrica Neonatal realizó operó a niños con cuadros clínicos oncológicos (dos de Chincha y uno de Lima). 

Además, una niña de 11 años fue operada de un tumor sólido pseudopapilar, extremadamente raro en la cabeza de páncreas (tumor de Frantz). A una menor de 2 años la sometieron a una operación para el retiro de un tumor hepático gigante. Mientras que una neonata de la ciudad de Trujillo, con daño hepático, fue sometida a una cirugía para extirparle un quiste y la reconstrucción biliodigestiva.

Área covid-19
A partir de mayo, el hospital reinició la programación de cirugías para pacientes de distintas patologías. 

Mañana, el hospital del Niño de San Borja cumplirá mañana siete años de servicios. Cuenta con 13 salas de operaciones totalmente equipadas. 

A ello ha sumado dos nuevos servicios para los niños diagnosticados de covid-19: la unidad de cuidados intensivos (UCI) Pediátrica Área Covid, con 12 camas, y la hospitalización de especialidades quirúrgicas Área Covid. 

Hasta el momento, este nosocomio ha atendido a más de 45 niños con covid-19, con edades que fluctúan entre un mes de vida y 15 años. De ellos, más de 25 casos superaron la enfermedad.


Rostro humano
Otras estrategias puestas en marcha durante la pandemia por este hospital son el “Dona Móvil”, que busca en sus domicilios a los voluntarios para que donen sangre; y las unidades móviles que trasladan a los donantes de sus viviendas a la institución para donar plaquetas. Estas dos estrategias cubren la demanda de sangre y plaquetas que requieren los niños con enfermedades complejas.

Además, como parte de su política de humanización durante la emergencia por covid-19 y pese a las restricciones de visitas, el hospital ha conseguido el acercamiento entre padres e hijos mediante las videollamadas, lo que rompe el distanciamiento y crea un vínculo entre ellos.


Pruebas moleculares
Tanto a los pacientes que ingresan por Emergencia como a los programados se les practica las pruebas moleculares para el descarte del covid-19. 

“A todo paciente que ingresa por Emergencia, se le aplica pruebas moleculares, porque para nosotros no son suficientes las pruebas rápidas. A todos los tratamos y operamos como si fueran pacientes con covid”, enfatiza Zopfi. 

“Cuando llegan los resultados y el paciente ha dado negativo a la prueba, se le deriva al lugar que corresponde. De lo contrario, irá a la ‘zona gris’, donde están los pacientes sospechosos de covid”.

En el caso de los pacientes para operaciones programadas, también se les practica las pruebas moleculares para descartar la presencia del covid-19. Ellos son aislados durante los dos o tres días que se esperan los resultados de la prueba. 

“Si se descarta la enfermedad, se sube al niño a sala de operaciones y se le practica las cirugías de manera regular”. En caso contrario, es intervenido con los protocolos implementados para pacientes con covid-19.

Zopfi resaltó que el Ministerio de Salud (Minsa) les ha brindado pruebas moleculares suficientes tanto para los pacientes como para el personal que labora en el nosocomio.


Ocupación de camas UCI
El INSN SB cuenta con 2,000 trabajadores; de los cuales el 80% es personal de asistencia (médicos, enfermeros y tecnólogos médicos, entre otros); y un total de 59 camas UCI en sus diversas especialidades: Cardiovascular (14 camas), Cardiología (9), Neonatal (8), Quemados (6), Neurocirugía (10) y las 12 de la nueva UCI Pediátrica Área Covid.

“La ocupación de las camas UCI es muy alta. Por lo general, antes de la pandemia, aproximadamente se daba una hora de ‘recambio’, de cama en cama. Ahora el recambio es menor, ya que se realiza un menor número de operaciones”, explica el director. 


Servicios de telesalud 
Otro servicio que brinda el nosocomio de San Borja es el de telesalud. Desde setiembre del 2015, se han brindado más de 2,500 teleconsultas. Y durante la actual emergencia, este centro de referencia nacional se ha conectado con más de 40 hospitales de todo el país para concretar más de 110 teleconsultas. La mayor demanda del servicio llegó de Lima provincias, Piura y Lambayeque.

“En abril del 2016 empezamos a hacer la telemedicina con hospitales de 12 regiones. Y, en la actualidad, estamos conectados con las 24 regiones del país. En abril empezamos a trabajar con el servicio que llamamos ‘consultas virtuales’, antes que saliera la norma que dictó el Minsa”, comenta el doctor Antonio Zopfi Rubio. 

Si las teleconsultas son el intercambio de opinión entre especialistas del INSN SB y sus pares en las otras regiones del país sobre el caso de un paciente; las consultas virtuales lo realizan los equipos de telemedicina y cuentan como herramienta para su labor con la historia digitalizada del paciente. 

La revolución silenciosa
Finalmente, Zopfi Rubio destacó lo que denomina “una revolución en el tratamiento”, que ha realizado el Minsa desde el último mes: enviar los medicamentos para pacientes crónicos o de determinada patología a los centros de salud de primer nivel. Lo cual es muy beneficioso para los pacientes. 

Con ello, se evita que los familiares se desplacen a los hospitales grandes. Ahora tienen todo cerca de sus domicilios. “Esto es una revolución para llegar más oportunamente a los pacientes. Lo hacemos nosotros (INSN SB) y las unidades ejecutoras de toda Lima Metropolitana”.