Tipo de cambio:

Compra: 3.380

Venta: 3.384


Año de la Universalización de la Salud
LUNES 17

de febrero de 2020

Importancia de los debates

“La ciudadanía tiene una oportunidad valiosa para conocer las propuestas de los postulantes al Parlamento en estos temas primordiales y decidir a quién apoyará en función de la calidad de los planteamientos”.

13/1/2020


Una de las condiciones esenciales para que la ciudadanía emita un voto informado en los procesos electorales es el acceso a los planes de gobierno y a las propuestas de los candidatos.

Los debates se han convertido en una de las herramientas más efectivas para que los postulantes den a conocer sus iniciativas. Los votantes, por su parte, tienen la posibilidad de informarse respecto a las áreas prioritarias de trabajo de quienes aspiran a ganar un cargo de elección popular.

Estas polémicas entre candidatos han cobrado importancia en los últimos años. Si bien su influencia en el resultado final de un proceso electoral es un tema materia de discusión, es cierto que su puesta en marcha es característica de las democracias modernas que ofrecen a sus ciudadanos toda la información posible para emitir un voto consciente.

Desde su aparición en la década de 1960 en Estados Unidos, los debates se extendieron a otras latitudes. En el Perú el primero se llevó a cabo en 1966 entre Luis Bedoya Reyes, quien postulaba a la reelección como alcalde de Lima; y Jorge Grieve. Ya en 1990, el primer debate presidencial tuvo como protagonistas al escritor Mario Vargas Llosa y al ingeniero Alberto Fujimori Fujimori.

Como parte de las Elecciones Congresales Extraordinarias del 26 de los corrientes, ayer se inició el debate entre los candidatos que aspiran a una curul en el Parlamento para complementar el período 2016-2021.

Se trata de la primera oportunidad en nuestra historia política reciente en que se organiza una confrontación de propuestas, especialmente para candidatos al primer poder del Estado.

El debate gira en torno a tres temas fundamentales: reforma política y electoral al 2021; fortalecimiento del sistema de justicia; y lucha contra la corrupción al cierre de brechas al 2021. La elección de estos temas ha sido acertada, puesto que la ciudadanía centró su atención en torno a ellos, tal como lo mostraron los últimos sondeos de opinión pública. Además, cada uno de estos asuntos dominó la discusión política y estuvo presente en los acontecimientos que derivaron en la convocatoria a nuevas elecciones parlamentarias.

Por la cantidad de partidos en competencia y el alto número de postulantes, organizar este encuentro es una tarea complicada. A pesar de esa dificultad, es necesario valorar el esfuerzo del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y las entidades involucradas para que los postulantes tengan la posibilidad de llegar directamente al electorado en tres jornadas distintas y que, además, se repetirá en algunas provincias.

La ciudadanía tiene una oportunidad valiosa para conocer las propuestas de los postulantes al Parlamento en estos temas primordiales y decidir a quién apoyará en función de la calidad de los planteamientos. Confiamos en que esta iniciativa contribuirá con la aspiración de lograr una mejor representación parlamentaria y un Congreso más eficiente.