Tipo de cambio:

Compra: 3.291

Venta: 3.293


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 24

de setiembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Infraestructura y desarrollo

El tendido de carreteras para una mejor conectividad, la instalación de redes para una mayor comunicación, la construcción de puertos para el atraque de embarcaciones, el aumento y la edificación de terminales aéreos para ampliar el tráfico son una necesidad de infraestructura que ha decidido asumir el Gobierno a fin de continuar por el camino del desarrollo.

25/2/2018


Los países de América del Sur enfrentaron dificultades para cerrar esa brecha de infraestructura en la década de 1980, lo cual impidió la expansión económica de la región y el atraso se convirtió en una constante en las naciones. Sin embargo, el crecimiento sostenido en los últimos años ha generado recursos para saldar esa tarea pendiente que permita, en el caso peruano, aumentar sus niveles de progreso.

Así tenemos que el Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositran) ha confirmado la existencia de compromisos de inversión por 7,700 millones de dólares en proyectos para los próximos cinco años. Solo como ejemplo, en el caso de las concesiones ferroviarias, hay montos comprometidos por 1,512 millones de dólares; en el rubro aeroportuario los compromisos de inversión en 24 aeropuertos alcanzan los 1,500 millones de dólares; mientras que en el sector portuario se tienen inversiones por 2,521 millones de dólares.

Esas cifras resultan esenciales para el progreso del país y para demostrar ante la comunidad internacional que el Perú ejecuta una política responsable en obras que redundarán en el crecimiento de los sectores económicos y en el bienestar de la población en su conjunto. En esa línea, los avances servirán de credenciales para que la nación peruana pueda postular a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Ya en el ámbito local, cerrar la brecha de infraestructura no solo servirá como un elemento que induce al crecimiento integral, sino que también incorporará a poblaciones que están al margen del desarrollo, porque la comunicación mediante las carreteras, e incluso por telefonía celular, permitirá a millones de peruanos dar un salto en competitividad, promoviendo sus recursos en el mercado.

Lograr ello requiere asociaciones público-privadas, y para continuar avanzando se necesita la continuidad de políticas económicas sólidas, una férrea disciplina monetaria, un bajo índice de inflación y la supresión de cualquier tipo de tentación populista que afecte el buen desempeño económico del país.

Ahora se espera que la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (Proinversión) continúe su labor para ir perfeccionando sus mecanismos, y adquirir mayor competencia y transparencia en los concursos de proyectos de concesión, de tal forma que se garantice el buen uso de los recursos públicos.

La conducción de un país amerita un alto nivel de responsabilidad para definir prioridades que impulsen un crecimiento constante y permanente. El Gobierno identificó como prioridad la infraestructura y dirige ahora esfuerzos para lograr su ampliación.