Tipo de cambio:

Compra: 3.297

Venta: 3.300


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MIÉRCOLES 26

de setiembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

APROXIMACIONES

Inti Raymi y San Juan: fiestas mundiales

Mientras rueda el balón en Rusia, celebrándose una nueva edición del mundial de fútbol, al que asiste nuestra selección después de 36 años, en el Perú se preparan la tradicional Fiesta del Sol, conocida como el Inti Raymi, y la celebración de San Juan, en la Amazonía.

10/6/2018


Javier Alejandro Ramos

Periodista

Ambas conmemoraciones, fechadas el 24 de junio, constituyen pilares fundamentales de la cultura de nuestra patria, haciendo que este mes del calendario sea uno de los más ricos en festejos autóctonos.

La fiesta de San Juan, en realidad, es un homenaje a los bautizos que realizaba en el río Jordán el profeta bíblico Juan el Bautista. La celebración se encuentra ligada con muchos elementos a las ofrendas de la Madre Tierra, y en el Perú se cocinan y comen frugalmente los juanes, los tacachos y las cecinas.

En otros países se le conoce como La Noche de San Juan, y está relacionada con el calendario pagano. Se celebra en la víspera y se encienden hogueras. Es un rito ancestral en España, Portugal, Suecia, Reino Unido, Noruega, Dinamarca, Finlandia y otras naciones europeas. En países latinoamericanos, como Ecuador, Bolivia, Chile, Venezuela, Argentina, Cuba y Puerto Rico, esta fiesta solsticial traída por los conquistadores reemplazó a otras celebraciones nativas.

El Inti Raymi, por su parte, es la conmemoración cumbre de homenaje al Dios Sol que se celebraba en el Imperio Incaico, y que aún ahora es motivo de una gran movilización social en el Valle Sagrado del Cusco. Ha tenido siempre un fuerte arraigo religioso y expresaba el fervor del inca por el Sol, al que ofrendaba los frutos de la tierra.

En presencia del monarca, antes de la llegada de los conquistadores españoles y aún hasta nuestros días, la festividad se iniciaba en el Qoricancha. El inca y su comitiva iban por la Calle del Sol hasta la plaza, donde se sacrificaba una llama. Luego, la población se apostaba en el Kusipata (o Calle de la Alegría) a brindar con chicha y a disfrutar de danzas rituales.

En la actualidad, la ceremonia tiene lugar en la explanada de Sacsayhuaman, con una escenificación portentosa, que es transmitida vía satélite a todo el país y a algunas otras partes del mundo donde se sigue con interés este tipo de manifestaciones culturales. La ceremonia fue instituida por el inca Pachacútec alrededor de 1434, y es un legado que además del Cusco, donde se celebran oficialmente los ritos, se conmemora también en Ecuador, Colombia, Bolivia y el norte argentino.

La fiesta fue prohibida por el virrey Francisco de Toledo, y se retomó durante la República, gracias a la presión de historiadores y antropólogos. Se centró en lo turístico, y se adaptó, para los cristianos, la celebración del Corpus Christi. Del 21 de junio en que efectuaba antes pasó al 24 de junio, debido a que en esa fecha el presidente Augusto B. Legía instituyó el Día del Indio.