Tipo de cambio:

Compra: 3.545

Venta: 3.548


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 7

de agosto de 2020

PROPUESTAS

Invertir en la infancia

.

21/7/2020


Rodolfo Mendoza Reaño

Economista

Las primeras estimaciones sobre la crisis derivada del covid-19 muestran un incremento de la pobreza y el impacto negativo en el PBI. En estos meses hemos visto los primeros síntomas de esta difícil situación económica y social, miles de familias que se desplazan hacia el interior del país, otras que piden ayuda para el día a día y que salen a las calles a fin de obtener un ingreso para subsistir con sus familias.

La difícil situación que genera el covid-19 en el país, pese a los esfuerzos gubernamentales, no solo muestra sus secuelas de víctimas fatales y afectación a la salud y educación, sino que también impacta en las condiciones de vida de niñas, niños y adolescentes (NNA), en su seguridad alimentaria y en el posible aumento de riesgos en la deserción escolar, trabajo infantil, embarazo adolescente. Los NNA son la tercera parte de la población del Perú y hoy más que nunca necesitan de un consenso ciudadano para invertir más en nuestra niñez.

Al respecto, resulta fundamental fortalecer el presupuesto público que garantice los derechos de NNA y puedan tener una vida digna. En los últimos años se ha gastado alrededor del equivalente al 6% del PBI en la niñez. Subsisten además serias deficiencias para ejecutar las reducidas asignaciones presupuestales, no solo en el nivel nacional, sino también en los ámbitos de los gobiernos regionales y locales. Ello se traduce en servicios que aún no garantizan acceso, oportunidad de atención, tampoco calidad. Esto debe obligarnos como país a priorizar la inversión en NNA para garantizar la productividad intergeneracional y los beneficios para el desarrollo nacional.

La Observación General 19 del Comité de los Derechos del Niño y la Niña, del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), señala en su artículo 31: “Los Estados partes no deben permitir que se deteriore el nivel actual de disfrute de los derechos del niño. En tiempos de crisis económica, solo se puede considerar la posibilidad de adoptar medidas regresivas cuando se hayan evaluado todas las demás opciones y garantizando que los niños, particularmente aquellos que están en situaciones de vulnerabilidad, serán los últimos en verse afectados por tales medidas”

Por ello, hacemos un llamado a las autoridades, representantes de las organizaciones de la sociedad civil y líderes para que se considere esta premisa en el proceso de elaboración, revisión y aprobación del presupuesto público del año 2021 y asegurar un presupuesto público e íntegro a nuestra niñez acorde a los retos que impone la crisis.




El Diario Oficial El Peruano no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.