Tipo de cambio:

Compra: 3.320

Venta: 3.325


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 26

de enero de 2020

MODELO DE ATENCIÓN

La buena salud liberteña

Proyecto entre el gobierno nacional, regional y una organización permitió mejorar la calidad de los servicios de salud materno-infantil en La Libertad. En esta región norteña bajó en más del 50% la alta tasa de mortalidad materna.

7/1/2020


José VadilloVila

jvadillo@editoraperu.com.pe

Hacia el 2011, La Libertad vivía encadenada a las cifras. En la región norteña se reportaban, en promedio, 44 muertes maternas por año. Compartía el triste honor, junto a Loreto, Piura y Cajamarca, de ser de las regiones con el mayor número de ese tipo de decesos en el país.

Pero en el 2018 el número bajó a 22 casos El índice histórico se había reducido en 50%. El año pasado, la tendencia continuó: se reportaron 18 muertes maternas en La Libertad. Adicionalmente, se bajaron los indicadores de fallecimientos neonatales.

“Se lograron gracias al entrenamiento y capacitación del personal materno-infantil. Mejorar sus competencias ha permitido bajar estos indicadores”, explica el doctor Luis Meza, ginecólogo del Instituto Nacional Materno Perinatal (INMP), quien lideró el proyecto.

Inicio del proyecto

En las provincias liberteñas de Otuzco y Julcán viven 200,000 peruanos. Subsisten barreras económicas, culturales y sociales que condicionan la salud materna. Ambas provincias sumaban 23 casos de muertes maternas por año.



Entre el 2013 y 2016, el proyecto MSD for Mothers empezó a trabajar en estas provincias junto a la Dirección Regional de Salud La Libertad, la Gerencia Regional de Salud y el INMP. Se hicieron capacitaciones en ambas provincias sobre cómo debían trabajar médicos, obstetrices y enfermeras en conjunto para detectar tempranamente enfermedades y así evitar los decesos maternos.

El doctor Meza recuerda que en esos tres años de labor se logró bajar de 23 a 11 los casos de muerte materna en Otuzco y Julcán, una reducción en 55% de los índices de mortalidad materna.

A escala regional

Tras evaluarse la forma de trabajo y ver los éxitos del proyecto, que fortalece las capacidades de los recursos humanos de los establecimientos de salud y de los promotores y agentes de salud, la Gerencia Regional de Salud de La Libertad pidió a MSD for Mothers ampliar el proyecto a toda la región, donde viven 1.8 millones de compatriotas.

Además de la prevención de las muertes maternas, el proyecto ya regional, que se desarrolló entre el 2016 y 2018, se amplió al cuidado neonatal y la planificación familiar para adolescentes.

Para Meza, el éxito del proyecto se debe a la “organización” que se ha logrado entre los diferentes actores de salud (la Universidad Nacional de Trujillo apoyó en la realización de un diplomado; y el hospital Belén de Trujillo desarrolló una unidad de cuidados críticos en obstetricia).

Meza y otros especialistas formaron a 12 capacitadores regionales en emergencia obstétrica y 9 capacitadores en emergencias neonatales, entre médicos, enfermeros, obstetras. Ellos, a su vez, se encargarán de formar futuros capacitadores en temas de salud materno y natal.

“Ellos harán una serie de capacitaciones teóricas y prácticas, manejando casos clínicos y atendiendo de una manera adecuada, por ejemplo, en cómo trabajar con insumos mínimos para tratar a los pacientes que lleguen a los hospitales en las mejores condiciones”, explica Meza.

El éxito de este proyecto de salud es que también incluye a 525 agentes comunitarios de salud, que son personas afines que promocionarán los servicios de salud en primeros auxilios, nutrición, calidad de vida dentro de su comunidad.

Señala Meza que en los centros de salud se han incrementado las acciones de las complicaciones obstétricas detectadas tempranamente.



Otro factor que ha permitido bajar las muertes es el “desarrollo de los centros de desarrollo de competencia”. “Los hospitales regionales de Trujillo, el Belén, el Santa Isabel y Huamachuco han implementado áreas con maquetas y salas de simulación, con todo lo que va a ir ahí”.

Entrenamiento completo

Finalmente, el proyecto también priorizó el trabajo con los jóvenes profesionales egresados –médicos, obstetras, enfermeras–, que cada abril inician el Servicio Rural y Urbano Marginal de Salud (Serums).



Los serumistas, antes de salir hacia los puestos de salud, llevan, gracias al proyecto en La Libertad, un curso de atención a neonatales, a madres gestantes y de planificación familiar.

“A los serumistas les mostramos cómo aplicarán las guías y protocolos, cómo afinarán los casos y cómo referenciarán a sus pacientes. Es un entrenamiento completo. No son solo charlas. Aquí se identifican. Los señores salen con su lista de chequeo, con sus protocolos”, dice Meza.

El proyecto trabaja en forma coordinada y se lidera desde las oficinas de salud materno-infantil. Todo el trabajo es coordinado con el gobierno regional y se incluyen dentro de sus planes operativos.

El dato que corrobora el avance en la atención y el éxito del proyecto es que el INMP (antes Maternidad de Lima), que recibe pacientes de todo el país, tras el proyecto, ya no recibe casos complicados del norte (provenientes de Cajamarca, La Libertad, incluso Áncash). Se atienden hoy en el hospital Belén de Trujillo. Este nosocomio se ha empoderado y los casos se manejan adecuadamente gracias también a la alianza con la universidad trujillana.

Compromiso regional

Este modelo de atención necesita de un cofinanciamiento y, por ende, el apoyo político, explica el doctor Constantino Vila, gerente regional de Salud de La Libertad. El Minsa, por medio de la Estrategia Nacional de Salud, y el INMP dan el apoyo técnico al trasladar a los expertos y facilitar algunas pasantías, junto con MSD for Mothers. El tema logístico, la disponibilidad de presupuesto y recursos humanos los afronta la región. Vila rescata que en el caso de La Libertad el apoyo político al proyecto se ha mantenido a pesar del cambio de autoridades. “Es una política regional”. Y desde el 2019 el personal liberteño per se hace la capacitación”.

Cifra

3,200 Personas han sido capacitadas en La Libertad en salud materna.