Tipo de cambio:

Compra: 3.344

Venta: 3.347


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 23

de mayo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

La CAN del siglo XXI

La Comunidad Andina (CAN) reveló que las exportaciones de este organismo llegaron a 109,503 millones de dólares entre enero y noviembre del 2018. Esto significa un aumento del 13.5% del volumen alcanzado en el mismo período el año anterior. Este crecimiento es muy significativo cuando existe una fuerte corriente proteccionista que recorre el mundo y cuando hoy se vive un conflicto comercial entre Estados Unidos y China que afecta al mundo.

13/3/2019


La CAN, el organismo integrador más viejo del hemisferio, demuestra su vitalidad al conocerse también que entre enero y noviembre del 2018, las exportaciones entre Bolivia, Ecuador, Colombia y Perú crecieron un 20.5% con respecto al mismo período del año anterior.

El incremento del comercio del bloque al mundo y entre las naciones es una demostración de nuestras capacidades como países andinos y cuando dejamos de lado estériles debates ideológicos que solo sirvieron para paralizar el proceso de integración andino.

Existen nuevas razones de optimismo con la reciente asunción del colombiano Jorge Pedraza como nuevo secretario general de la CAN, quien aseguró que uno de sus principales desafíos es darle mayor visibilidad y modernizar a esta entidad con el fin de “mejorar la calidad de vida de los ciudadanos andinos”.

Una de las principales tareas de la CAN es la elaboración de un tejido social para reconocernos como un pueblo andino, diverso en la procedencia, pero unidos por una misma herencia cultural. Para lograr este objetivo se necesita modernizarla con nueva tecnología y fortalecerla cuando se enfrenta una mayor competencia internacional.

De esta manera, se estará cumpliendo el primer artículo del Acuerdo de Cartagena, firmado el 26 de mayo de 1969, que establecía como objetivo “promover el desarrollo equilibrado y armónico de los países miembros en condiciones de equidad, mediante la integración y la cooperación económica y social…”

Cinco décadas más tarde, la CAN enfrenta nuevos retos como la minería informal, como destaca el secretario general Jorge Pedraza. La globalización trae también amenazas transnacionales como la depredación de nuestros recursos naturales.

La explotación ilegal de las minas con técnicas artesanales significa una mayor deforestación, la contaminación de nuestras tierras con mercurio y otras sustancias ilegales. Además, este flagelo va de la mano con otros males como la prostitución, la trata de personas y el narcotráfico.

Otro nuevo reto es la administración de nuevas corrientes de migrantes que llegan a los países andinos en búsqueda de oportunidades laborales, que en su país de origen no les pueden ofrecer. En estos dos últimos años, los países andinos han recibido con los brazos abiertos a más de dos millones de hermanos venezolanos.

No existen dudas de que las flamantes autoridades de la nueva CAN del siglo XXI ayudarán a convertirla en un organismo más dinámico, moderno e intercomunicado con una mayor inserción comercial en este mundo globalizado.