Tipo de cambio:

Compra: 3.515

Venta: 3.519


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 3

de julio de 2020

SUCESOS

La conquista del espacio abierta al mercado

2/6/2020


Ricardo Montero Reyes

Periodista


“Open your eyes, look up to the skies” (“Abran los ojos, miren al cielo”). Este es el mensaje que Elon Musk fijó en su cuenta de Twitter el viernes 22 de mayo con el propósito de anunciar que su empresa SpaceX lanzaría junto con la NASA la nave Dragon hacia la Estación Espacial Internacional. El sábado 30 logró el objetivo, 17 años después de habérselo planteado.

Musk, un díscolo empresario nacido en Sudáfrica, que además ostenta ciudadanías estadounidense y canadiense, se ha definido como un tipo “loco”, cargado de excentricidades. En el 2003 anunció que preparaba a SpaceX para transportar satélites ligeros con una inversión de hasta 6 millones de dólares por vuelo. Hoy, se estima que su compañía ha puesto 400 satélites en órbita, y que proyecta colocar 42,000 para el 2024.

La revista Forbes, especializada en el mundo de las finanzas y los negocios, dice que el exitoso primer lanzamiento tripulado a cargo de una compañía privada “demuestra la superioridad de una industria espacial de libre mercado”. En esa línea, prevé que “se desatará todo el peso de la economía de libre mercado estadounidense para permitir nuevos caminos para la NASA, la Fuerza Espacial de EE. UU., y abrir nuevas áreas de negocios para la creciente industria espacial comercial”.

Donald Trump es el principal impulsor y aprueba medidas ajustadas a su propósito. Por ejemplo, en el 2018 tomó juramento a James Frederick “Jim” Bridenstine como el décimo tercer administrador de la NASA, y este señor no es científico ni ingeniero, como todos sus antecesores, ni siquiera un hombre de negocios. Se trata de un político dispuesto a hablar bien del mandatario estadounidense y a respaldar sus acciones.

Para Forbes, Bridenstine está cumpliendo su papel de agente político, y lo resume en el siguiente pensamiento: El funcionario de la NASA enfocó su discurso después del lanzamiento en los logros de Trump, sin mencionar el trabajo que desplegaron las administraciones anteriores en esta misión. Es oportuno señalar que durante la administración de Barack Obama se completaron todos los contratos para el lanzamiento del sábado último del SpaceX.

La conquista del espacio está abierta al mercado. Musk ha dado el primer paso, y el siguiente podría ser el de Jeffrey Bezos, el hombre más rico del mundo con 147,000 millones de dólares, y cuyo personaje favorito es Jean Luc Picard, el capitán de la nave USS Entreprise en la saga “Star Trek”.

En tanto, en la Tierra sigue la lucha contra el coronavirus, la falta de respiradores artificiales, el encarecimiento de las medicinas, el racismo, el hambre, la contaminación, el calentamiento global y otras taras que amenazan nuestra existencia. Aún hay espacio, no obstante, para beber gaseosas light, disfrutar con la banda sonora de “Star Trek” y soñar con Marte como el próximo destino. En el futuro, el éxito ya no será pagar vacaciones en París, sino armar un tour por el espacio.

El Diario Oficial El Peruano no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.

Lea también en El Peruano