Tipo de cambio:

Compra: 3.303

Venta: 3.306


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MIÉRCOLES 26

de setiembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

La dama del fado

La estrella del género luso Katia Guerreiro se presenta esta noche por vez primera en el Gran Teatro Nacional.

10/6/2018


José Vadillo Vila

jvadillo@editoraperu.com.pe

El fado es una música  rara avis, muy íntima, en la que se cantan y habitan las emociones y sentimientos más íntimos. Es la música del alma. Es una forma de conocer una gran poesía portuguesa y canta a las emociones universales. 

Así define el género melancólico musical Katia Guerreiro, una de las principales voces del fado, quien ha ofrecido recitales en todo el mundo.

Basta oírla cantar “Asas” o “Fado dos Olhos”, parte mínima de sus ocho álbumes publicados desde el 2001, para comprender su calidad.

“La gente se identifica con el fado porque canta todos los colores de la vida: la alegría, la nostalgia... canta la historia de Lisboa. Es una canción muy intensa”, nos dice la artista portuguesa, que llega por vez primera a Lima como parte de una extensa gira latinoamericana que tributa homenaje a este género que es sinónimo del espíritu luso.

Conocer nuestra música

“Estoy muy emocionada de conocer al público peruano. Llego a Lima escuchando cosas porque no tengo mucha referencia de la música peruana”.

Antes de nuestra capital, la artista estuvo en Bogotá y aprovechó la pausa entre sus conciertos para conocer más del cancionero peruano. Nos comenta de un valse, “Mechita”, tal parece que se refiere a la composición del chalaco Manuel “Chato” Raygada. Y la otra canción es “La flor de la canela”, de Chabuca Granda.

A la conquista del Perú

“Quiero conquistar a los peruanos con el fado, un género que en Lisboa se transmite oralmente, no hay escuelas. Los músicos aprenden a tocar la guitarra portuguesa repitiendo lo que hacen sus mestres. No hay teoría, todo es personal”, continúa alumbrándonos sobre el género.

Un canto espontáneo

La artista de 42 años también aprendió el canto “espontáneamente”.

“Mi canto es espontáneo, nunca he tenido lecciones en un aula de canto, ni tampoco educación sobre el fado. Empecé a cantar sola porque me encanta el fado. Por eso dice que en Portugal uno nace o no nace fadista. Uno tiene que tener algo especial para cantar”, recalca la intérprete, cuya voz ha cantado poemas del famoso Antonio Lobo Antunes, Luis de Camoes, Ary dos Santos y Fiorbela Espanca.

Guerreiro se disculpa, pero no es profesora de canto y lo único que podría transmitir a la siguiente generación de cantantes fadistas, dice, es su ejemplo de lo que ha logrado.

Se presenta en Lima junto a Pedro de Castro (guitarra portuguesa), João Mário Veiga (guitarra clásica/viola), Francisco Gaspar (bajo acústico) y la dirección artística de Frederico Oliveira e Carmo. Todo un sonido de madera para esta música del alma.

Noche de fado en Lima

Katia Guerreiro nació en Sudáfrica y se inició cantando el fado lírico y luego poemas musicalizados. Es la figura principal de la segunda edición del Festival Fado Lima 2018. Llega en gira por Sudamérica para promocionar su nuevo repertorio y estrenando la ópera-fado Alfama en Sí, de Diogo Varela Silva, que marca su debut en el cine. El festival es hoy, a partir de las 17:00 horas en el Gran Teatro Nacional. También habrá clase maestra de guitarra portuguesa, a cargo de los maestros Pedro Rapoula y Pedro de Castro; la proyección del cortometraje Fado, de Maurice Mauriad, y la exposición El fado en el arte portugués.

El Fado nació en el siglo XVIII, en Lisboa. Hay festivales del género en europa, áfrica y américa latina.