Tipo de cambio:

Compra: 3.354

Venta: 3.355


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
SÁBADO 19

de octubre de 2019

ECONOMÍA & MERCADO

La dulce década

El Salón del Cacao y Chocolate, que cumple una década, ha permitido poner en valor el trabajo de los productores. El chocolate trae bienestar social y económico a miles de familias peruanas.

12/7/2019


José Vadillo Vila

jvadillo@editoraperu.com.pe

“El cacao es una historia de éxito en nuestro país. Tenemos que acostumbrar a los peruanos a consumir más chocolate peruano, de productores que nos cuentan, cada uno, una historia de vida, de esfuerzo”, dijo ayer la ministra de Agricultura y Riego, Fabiola Muñoz, al inaugurar el 10° Salón del Cacao y Chocolate.

Además de poner de buen ánimo a sus consumidores, el cacao nos da satisfacciones internacionales. Apunte: este año, los productores peruanos obtuvieron 39 premios en el International Chocolate Awards de las Américas.



Sus historias son las de familias que apostaron por la transformación del fruto, su proceso e industrialización para llevarlo por todo el mundo. “Son 100,000 familias productoras de cacao fino de aroma, cacao orgánico, cacao de precio justo, responsable con el medioambiente”, dijo el presidente de la Asociación Peruana de Productores de Cacao (Appcacao), Elías Cruz Godos. La década del Salón del Cacao y Chocolate se resume así: de las 130,000 toneladas que se producen, 85,000 son para exportación a los mercados europeos. Y aumentan las exportaciones a Estados Unidos y otros mercados.

Historias con empuje

Historias como las de los 31 productores de la asociación Cheni, del distrito de Río Negro (Satipo, Junín), que hoy se ha convertido en cooperativa. Christian Escalante, gerente de desarrollo ambiental y económico de ese distrito, cuenta que ahora trabajan un proyecto para que los 950 kilogramos por hectárea que se producen se conviertan en 1,500 gracias al apoyo de la cooperación internacional.

También es la historia de Gil Ayvar, que en Puerto Inca (Huánuco) produce seis variedades de cacao. Jura que con buen manejo el grano CCN 51 puede llegar a producir hasta 4,500 kilogramos/hectárea. ¿Y ha afectado el cambio climático? Hoy, en los veranos (agosto-setiembre), el suelo es más seco; por eso los agricultores de Puerto Inca han introducido árboles frutales en sus terrenos con el fin de que las sombras permitan a los suelos tener una humedad beneficiosa para el cacao.



Versus el narcotráfico

“El cacao no es solo un grano fundamenta para elaborar chocolate, sino también es una munición para enfrentar a las organizaciones criminales ligadas al narcotráfico”, recordó el presidente ejecutivo de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), Rubén Vargas.

Explicó que el siguiente objetivo, de acuerdo con el encargo del presidente Martín Vizcarra, es que los programas de Devida ingresen con fuerza en el Vraem, de donde sale el 70% de la coca ilegal que se produce en el Perú.

“El cacao peruano es alabado en el mundo gracias al esfuerzo de miles de agricultores”, recordó el embajador de Estados Unidos en el Perú, Krishna R. Urs. Desde que hace dos décadas el gigante norteamericano, por medio de USAID, apoya y promueve la industria cacaotera en el país, ha ayudado, dijo el diplomático, a más de 75,000 familias de la Amazonía peruana. “Son familias que tienen ingresos provenientes de cultivos legales y salvaguardan el medioambiente”. Recordó que en el mercado internacional la demanda de los chocolates artesanales de cacao peruano sigue creciendo.



Adelantó que la siguiente etapa del trabajo de la cooperación estadounidense será trabajar en el aumento de la productividad por hectárea y facilitar a los productores el acceso a créditos para llegar a mercados diferenciados, dándole valor agregado al cacao.

Agricultura familiar

Cada año, los productores traen novedades al salón. El Cusqueño ahora pulveriza muña y también sal de Mara, para sorprender a los paladares. Kontiti trabaja sus bitter xilitol, ideal para diabéticos chocolateros. Y así.

Fernando Barturen, de la dirección general agrícola del Minagri, recordó que “se vienen cambios muy importantes” para el cacao y otros productos, con el enfoque de apoyo a la agricultura familiar. Para ello, el sector cambiará su estructura con “una plataforma de servicios para atender al productor de manera rápida y eficiente”. Otro brazo será hacer del seguro agrario una herramienta a escala nacional.



Respecto al tema del cadmio, dijo que “ha generado restricciones al ingreso del chocolate, no del grano”. Sostuvo que se trabaja de manera multisectorial para que los productores puedan vender un grano libre de cadmio. El Minagri ya detectó las zonas focalizadas donde existe presencia alta de este metal. En ellas impulsará un mejoramiento del suelo y el ingreso de nuevas variedades, dijo.

Tiempos de octógonos

En cuanto a los octógonos propuestos por el Minsa, explicó que se trabaja de manera articulada con el sector para que las personas sepan lo que consumen. “Para el Minagri, es fundamental que el consumidor peruano vaya a cualquier establecimiento y sepa que lo que consume es un producto libre de pesticidas. Y el agricultor, con un producto orgánico, tendrá mejores precios”.

Con seis años como productora y ocho premios, la chocolatera Carmen de Siancas cuenta que el octógono es una oportunidad para difundir y explicar a los consumidores que el cacao tiene grasas altas, sí, pero que son saludables y necesarias para nuestros cuerpos caribeños. Buen provecho.



Datos

149  mil toneladas de cacao producirá el Perú en el 2019, superando las 134,676 del 2018.