Tipo de cambio:

Compra: 3.453

Venta: 3.457


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 5

de abril de 2020

MÁS DE 50 MILLONES DE PERSONAS ESTUVIERON EN AISLAMIENTO MASIVO

La estrategia de la lucha contra el coronavirus en China: ¿un modelo para el mundo?

El jefe de la Organización Mundial de la Salud cree que la batalla de China con el coronavirus ofrece un rayo de esperanza; pero otros cuestionan si la estrategia de Beijing puede ser seguida por otros países, particularmente por las democracias occidentales.

23/3/2020


AFP

China ha reportado solo una nueva infección local en los últimos cinco días, un cambio aparentemente notable, puesto que el caos rodeó el brote inicial en la ciudad de Wuhan.



 Si bien algunos expertos advierten sobre la aceptación de las cifras de Beijing al pie de la letra, el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, insistió en que el éxito de China "proporciona esperanza para el resto del mundo".



 Pero China es un caso particular: un estado de un solo partido, controlado desde arriba, centralmente, y puede movilizar vastos recursos en un solo tema.



 

Contener

 En enero, China cerró efectivamente a Wuhan y colocó a sus 11 millones de residentes en cuarentena efectiva, un movimiento que luego reprodujo en el resto de la provincia de Hubei, lo que colocó a 50 millones de personas en aislamiento masivo.



 En todo el resto del país se alentó a los residentes a quedarse en casa.



 Cientos de millones de chinos viven en complejos residenciales cerrados, donde los comités vecinales pueden vigilar el movimiento de entrada y salida, esto significa que el cumplimiento podría ser monitoreado de cerca.





 "La contención funciona",  señaló Sharon Lewin, profesora de medicina de la Universidad de Melbourne. "Dos semanas después del cierre de Wuhan, que es exactamente el período de incubación, el número (de infecciones) comenzó a disminuir".



 El distanciamiento social extremo y las cuarentenas en el hogar han sido utilizados en diferentes grados por un número creciente de países europeos, y algunos estados de EE. UU. hicieron lo mismo.



 

Crítica

 Pero un estudio del Imperial College de Londres advirtió que si bien esa estrategia parecía haber tenido éxito hasta la fecha en China, conllevaba "enormes costos sociales y económicos" a corto y largo plazo.



 "El principal desafío de la supresión es que este tipo de paquete de intervención intensiva necesitará mantenerse hasta que una vacuna esté disponible (potencialmente 18 meses o más)", dijo.



 Si la intervención es relajada, las tasas de transmisión "se recuperarán rápidamente", agregó.



 

Movilización

Al menos 42,000 médicos y personal médico fueron enviados a la provincia de Hubei para apuntalar los servicios de salud de la provincia que, según el profesor de salud pública Zheng Zijie, de la Universidad de Beijing, esencialmente "colapsaron" ante la tensión de la epidemia de rápida expansión.

 Los expertos en salud de la Cruz Roja de China están ayudando a hospitales abrumados en Italia, que rápidamente ha superado a China como el país más afectado en términos de muertes por coronavirus.



 La capacidad de China para movilizar pequeños ejércitos de trabajadores médicos no venía protegida contra el contagio. Más de 3,300 personal médico se infectaron en todo el país y 13 murieron a causa de covid-19, según cifras del Ministerio de Salud publicadas a principios de marzo. (AFP)